Una jornada de entrega de obras realizó recientemente el alcalde de Sibaté José Uriel González en un recorrido que se prolongó por algunas veredas y barrios del municipio.


La jornada inició en el barrio García, en donde se entregó a la comunidad el alcantarillado y el adoquín de la transversal primera, con sus respetivos sardineles y cunetas; “la obra sumó 51 millones de pesos, con el fin de mejorar el acceso a esta calle, que era muy difícil y más en época de invierno”, fueron las palabras de Nelson Efrén Cajamarca, secretario de Infraestructura.

La segunda obra inaugurada fue en el barrio San Jorge, esta vez una pavimentación de 120m sobre la carrera sexta, con sus respectivos sardineles, acceso de escaleras y alcantarillado, cuyo costo fue de 90 millones de pesos.

En la vereda Perico se inauguró una de las obras de infraestructura más importantes de esta Administración: La pavimentación de la vía de acceso entre Perico y San Fortunato, la cual, por ser paralela a la vía Sibaté, San Miguel, Fusagasugá, fue construida con las mejores especificaciones, entre ellas una capa asfáltica de 11cm.

Esta maratónica jornada de entregas culminó en el barrio el Mirador, donde le fue entregado de manera oficial a la comunidad el salón comunal, cuyo costo fue de 90 millones de pesos. Una obra que inició el año pasado y que hace parte del proyecto estipulado en el Plan de Desarrollo, de construir cuatro salones comunales más. “La obra cuenta con un espacio amplio, con baños, cocina, una oficina y los servicios de acueducto y energía”, comentó el secretario de Infraestructura.

Durante el año las jornadas de entrega continuarán, ya que es prioridad de la Administración cumplirle a los sibateños con todos los proyectos estipulados en el Plan de Desarrollo, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de los habitantes. “Aún nos hace falta entregar obras en el barrio el Progreso, Pablo Neruda, San Miguel, San Benito, entre otras”, comentó el alcalde municipal, José Uriel González Vargas, quien a su vez hizo un llamado a la comunidad para que haga uso adecuado de todas las obras que han sido entregadas.