Con preocupación la comunidad ve que las obras de pavimentación no avanzan, tampoco hay claridad en las respuestas que le dan a los residentes frente a la canalización de aguas lluvias y negras, sumado a la poca efectividad de la señalización en polisombra y el riesgo que esto conlleva.


Myriam Fonseca, presidenta de la Junta de acción comunal del barrio León XIII primer sector, resumió el problema de esta manera:

“Quedó quieta la obra y vemos además que las respuestas no son claras de parte del contratista, la alcaldía y el acueducto, no se reúnen para decirle a la comunidad una misma cosa. Hay un problema grave que es la canalización de aguas lluvias y aguas negras, lo que pedimos es que las partes hablen y pronto nos den solución o si no la obra llegará a diciembre de 2015 tal como está en este momento”.

La líder se refiere a un frente de obra de rehabilitación y mejoramiento de vías en el barrio León XIII en la carrera octava entre calles 2 y 6, asignado a través del contrato 784 de diciembre de 2013 al Consorcio Vías de Soacha 2013. El contratista tiene otros frentes en Ciudad Latina, Portoalegre, Némesis, El Altico y El Dorado, y tenía una duración de seis meses.

La preocupación radica en primer lugar en que la canalización de aguas lluvias y negras no estaba contemplada en el contrato, la comunidad indagó con acueducto y este dijo que la responsabilidad era del contratista. Según los líderes de la comunidad, el contratista dice que no ha recibido orden de la alcaldía para hacer este procedimiento, aunque la interventoría y la Secretaría de Infraestructura afirman que la orden ya fue dada.

“Si la obra no queda bien hecha las consecuencias van a ser terribles, por ejemplo, hace un año se pavimentó la carrera novena y cuando llueve las aguas se devuelven e inundan las calles. Aguas negras y lluvias salen a flote e inundan las calles y eso es lo que no queremos que pase. La parte de interventoría tiene gran culpa de lo que está sucediendo, pues a campo mandan una jovencita que muy poco tiene conocimiento de su responsabilidad. Falla que haya, estaremos pendientes para que la corrijan y nos entreguen una buena obra”, agregó Myriam Fonseca.

Por su parte, Yolima Quiñones, veedora ciudadana de la obra manifestó:

«No vemos que los trabajos se estén realizando y la verdad que esto no es un favor ni del contratista ni de la alcaldía, es su deber, pues nosotros estamos exigiendo nuestros derechos, queremos que nos dejen bien arreglada la carrera octava. Nosotros hemos pasado derechos de petición, cartas, ya tenemos una carpeta con estos documentos; algunos los han contestado y otros no. Lo que queremos es que nos dejen bien la carrera octava».

Además de la mayor preocupación de la comunidad, que es la posible no canalización de las aguas residuales, existen otros problemas. Por ejemplo Roque Vargas, quien reside sobre la carrera octava, expresó: “Nos hemos visto afectados porque vivimos de nuestro trabajo y esta calle nos hace mucha falta, aquí hay mucha actividad comercial y con los trabajos parados no creo que vayan a terminar muy rápido. Hay documentos que ha realizado la junta en donde se autorizan los trabajos pero no se ha visto la realización de ninguno”.

Sumado a ello hay que anotar la inadecuada señalización en polisombra, pues esta en realidad se ha retirado de la parte lateral de la vía y la que existe en los pozos no genera mucha protección porque estos quedan prácticamente a la interperie. De la misma manera, los vehículos se encuentran pasando por la vía, lo que según la comunidad puede dañar la obra.

Responde la administración municipal

“Efectivamente dentro de la propuesta inicial no se contemplaba el diseño de redes, la alcaldía le pidió al contratista que hiciera cambio de tuberías de aguas residuales; en el caso de aguas lluvias se pidió autorización al acueducto, esta se demoró pero finalmente aceptaron encausar las aguas lluvias hacia la vía paralela, saldrán a la calle tercera que también será objeto de adecuación”, manifestó Dora Vera, Secretaria de Infraestructura del municipio.

Wilson Andrés Parra, residente de interventoría de la empresa Consorcio Mejoramiento vías de Soacha 2014, manifestó que por parte del contratista debe haber alguien que no esté informando bien a la comunidad, pues el reclamo que se tiene ya está siendo solucionado.

“Las obras de conexión de las aguas lluvias se van a ejecutar, en el sector no existía una red de aguas lluvias, sin embargo optimizando los recursos con los que se contaba en el presupuesto se propuso la construcción de una red de aguas lluvias independiente de las aguas negras, para lo cual fue necesario determinar un punto de desagüe de esta red, lo cual dilató la terminación de las obras, razón por la cual se habían señalizado únicamente los pozos y se había retirado la polisombra de los bordes de la vía para dar paso provisional y no perjudicar a la comunidad, la semana pasada ya se determinó la forma de conexión de esta red y se reiniciaron las obras, la idea es corregir la falencias que existen en señalización y cerramientos, y terminar las obras en el menor tiempo posible”.