Mes y medio llevan paralizadas las obras de remodelación de los baños públicos en la sede primaria de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro, generando riesgo para la comunidad educativa debido al abandono de materiales de construcción en las instalaciones externas e internas del plantel. Además el muro que divide el restaurante de los sanitarios, representa un riesgo de salud pública.


La remodelación de los baños de esta institución educativa, más que traer una solución al problema de infraestructura que presenta el colegio, está generando inconvenientes a los estudiantes en cuanto a la libre movilidad por el plantel, afectando a los 160 pequeños que reciben diariamente clases allí.

“En este momento hay sólo tres baños para 150 niños, le solicitamos a la administración municipal a través de la Secretaría de educación, que por favor nos apoyen en terminar esta obra para que los niños tengan unos baños dignos donde puedan hacer sus necesidades y que por favor los materiales sobrantes de la obra también sean retirados”, manifestó Libia Hurtado, Presidenta de la Junta de Acción Comunal de el Charquito.

De igual manera, explicó que hace algunos días recibieron la visita del ICBF, organismo que al encontrar deficiencias en las obras, exigió a las directivas del colegio levantar una pared que aísle completamente el área de los baños de la zona del restaurante, ya que colindan y el muro que los separa actualmente tiene sólo 1,70 cm de alto aproximadamente, siendo insuficiente para que se mitigue el riesgo sanitario al que se ven expuestos los niños. Además de esta solicitud, la líder comunal declaró que existe un problema adicional en el restaurante escolar que aumenta el riesgo de salubridad, aún más de lo que se había planteado:

“Hemos tenido una afectación de agua que sale permanentemente en la cocina, que siempre que están preparando los alimentos toca ir secando e ir echando el agua a un sifón porque nos molesta bastante, entonces no solamente que miremos la obra de los baños sino toda la estructura a ver qué es lo que está pasando con la humedad de la cocina, con el agua que rebosa en todo momento, y con los escombros y los sobrantes de obra que tenemos”, puntualizó la líder.

De acuerdo a los problemas expuestos, el ingeniero Juan Carlos Cardona, quien es profesional de programas y proyectos de la Secretaría de educación, explicó el procedimiento que se va a realizar con la ejecución de estas obras y el por qué de su suspensión:

“En esta institución se tenía programada la intervención de las áreas del plantel educativo Eugenio Díaz Castro en la sede de bachillerato, las cuales ya se realizaron, y lo que se hizo fue adicionar el área de primaria por el estado en el que estaban las baterías sanitarias; se han ejecutado las obras, pero hemos tenido algunos problemas con la parte de canalización de aguas, entonces en 15 días debe estar la entrega definitiva de estas obras”, declaró el funcionario público.

Finalmente, en cuanto al tema del restaurante, recalcó que se tiene previsto intervenir cerca de 39 restaurantes escolares donde se les proporciona refrigerio caliente a los alumnos, a fin de mejorar el servicio alimentario de las instituciones educativas y garantizar estándares de calidad que beneficien a los estudiantes del municipio.