El riesgo que representa las obras que se están llevando a cabo en la Institución Educativa las Villas preocupa a padres de familia, veedores ciudadanos y a los mismos estudiantes que han tenido que vivenciar varias irregularidades y fallas en la estructura. Aseguran que el riesgo es inminente tanto para docentes como para los alumnos.


La Institución Educativa Las Villas cuenta actualmente con cuatro frentes de trabajo. En 2009 se dio inicio a la primera obra con el N° de contrato 1207, que en marzo del 2011 fue abandonada; con la conformación de la Veeduría Ciudadana de la comuna 6 se hizo la gestión necesaria para que la reactivaran y se reasignaran los recursos para terminarla; en 2014 retomaron la obra, que debió ser entregada en agosto del 2015, pero fue entregada hasta el año en vigencia.

Junto a esta obra, el resto de proyectos que debían apuntar a mejorar la calidad educativa de los estudiantes que hacen parte de la Institución Educativa Las Villas no han sido recibidos por la administración municipal. De acuerdo con las revisiones de los veedores ciudadanos y de la misma comunidad, estas obras desde sus inicios han presentado serios problemas que ponen en riesgo la integridad de los niños y jóvenes estudiantes.

“Estas obras las hemos denunciado porque presentan constantemente agrietamientos, desprendimiento de techo, desprendimiento de piso y demasiadas filtraciones. Este es un fenómeno que se presenta tanto en las obras 0592 como la 0594, a pesar de haber sido construidas por diferentes contratistas, además muchas de las inversiones hechas a las obras no han sido puestas al servicio de las personas, por lo que hasta el momento han representado un preocupante detrimento patrimonial”, expuso Pedro Guzmán, líder comunal del sector.

Las irregularidades que tanto los veedores ciudadanos como la comunidad han hallado en las obras ya están identificadas con su debido proceso y seguimiento en la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría General de la Republica; las acciones llevadas a cabo por los actores se efectuaron con el fin de velar por ofrecer a los niños y jóvenes las mejores instalaciones para su formación.

Actualmente, el riesgo advertido por la comunidad en la obras de la sede Sol Naciente de la institución ya es una realidad, pues en una visita efectuada por líderes y veedores de la comunidad para revisar el estado de las obras se encontraron con preocupantes fallas en el techo del segundo piso del plantel educativo.

“Hace pocos días encontramos desprendido el techo y en un salón una lámpara, entonces reiteramos nuestro llamado a las autoridades para que se ponga más atención a estas irregularidades que pese a nuestras denuncias se siguen presentando y que ponen en riesgo la estancia de los niños en la institución. Cabe resaltar que esta es una sede de primaría en la que son los más pequeños los que se ven expuestos a sufrir daños en caso de que ocurra cualquier accidente”, describió Guzmán.

Gabriela Salcedo, residente de la comuna seis, opinó sobre la situación de la institución: “Este tipo de obras deben estar pensadas para mejorar la calidad del estudio de los niños, mas no para complicar su estancia en los planteles. Conjuntamente la administración municipal debe velar para que los recursos del Estado destinados a estos proyectos sean bien invertidos y se vean reflejados de forma positiva en un beneficio real para la educación del municipio”.