La escuela taurina de Soacha pronto abrirá sus puertas y al mismo tiempo recobrará una tradición cultural que proviene desde la historia del municipio.


Aunque inició en enero de este año, sólo hasta el día 13 de junio se inaugurará la escuela taurina de Soacha, la iniciativa surgió de la Fundación Soacha siglo XX y proviene de las tradiciones de los raizales del municipio, quienes en su mayoría son aficionados a esta actividad. Ya en las antiguas ferias y fiesta de Soacha que iniciaron aproximadamente en 1.940 (denominadas actualmente Sol y Luna), se realizaban corralejas y corridas de toros, las plazas metálicas o de madera, se instalaban en el parque central, posteriormente grandes espacios del municipio como el Campo de los Locos, Madre Luisa y Fedenorte sirvieron para adecuar las infraestucturas donde se instaban los ruedos. Alrededor del parque y los ruedos, se adecuaban los Quioscos donde los soachunos y turistas disfrutaban de la gastronomía local acompañada de una cerveza.

Carlos Fuentes y Víctor Vásquez, dos soachunos destacados en el arte, así como jóvenes de la década del setenta tales como: Jorge Ramírez, Luis Galarza, Álvaro Salazar, Roberto Mora, Paco Huertas, Mario Rivera Riverita, Néstor Rincón, Lucio Escobar practicaban su aficción, así terminaran siendo apresados por la fuerza pública de antaño, por andar practicando con el ganado criollo o Cebú que llegaba al Matadero Municipal, nos comenta Nèstor Iván Rincón, un amante de la tauromaquia y la historia de Soacha.

Hoy, décadas después y apoyados por el IMRDS, ocho niños entre los 8 y 15 años, más cuatro adultos aficionados, aprenden el arte taurino, el grupo de aprendices es dirigido por Ramiro Ordóñez, quien fue banderillero de los toreros César Rincón y Nélson Segura.

Los aprendices tienen claro que su práctica es una distracción, una forma de usar el tiempo libre, ya que dentro de la filosofía de la escuela taurina está el principio de no maltratar a los animales. Con la idea de proteger a los toros y utilizar el tiempo libre de una manera diferente, todos los sábados en el Rancho Campestre de la Veredita
se reúnen los doce alumnos con su profesor, quien inicia la rutina con estiramiento y ejercicios deportivos, continúa usando carretillas de mano, enseña a usar los elementos particulares del toreo tales como la muleta, capote, ayudado y espada. Ordóñez también realiza con sus alumnos pequeños simulacros taurinos en donde el toro es representado por una persona o una carretilla. Sólo muy pocas veces han tenido acercamiento al animal y si realizan algún ejercicio, se busca que el animal sea un ternero o becerro pequeño.

El próximo 13 de junio se realizará un «Festival taurino» que inaugurará oficialmente esta escuela, el festival contará con la presencia de varios profesionales y aficionados de la tauromaquia, así como 6 reses de la ganadería de la «Primavera», el invitado especial será el rejoneador Andrés Ruiz y la actividad se realizará en el Rancho Campestre de la Veredita desde las 12:00 a.m.

Fuente: Néstor Iván Rincón.