Sebastián Bermúdez, un joven estudiante de Mecatrónica, caminaba a las 7:03 p.m. del pasado viernes, cuando fue atacado violentamente por un delincuente. Le disparó en tres ocasiones.

El hecho demuestra la sevicia de los delincuentes porque, en este caso, el sujeto se le acercó a quitarle el celular y sin mediar palabra le disparó en tres oportunidades.

Puede recordar: Delincuente le dispara a un joven en el cuello por robarle el celular en Bogotá

El ladrón se movilizaba en bicicleta y cuando observó que Sebastián hablaba por celular mientras caminaba lentamente, la dejó parqueada, se acercó a la víctima y sin mediar palabra le disparó.

Según el relato de vecinos del barrio Villas del Dorado, de la localidad de Engativá, en el occidente de Bogotá, el delincuente es un venezolano conocido con el alias de ‘el Coleto’ y que tiene azotado el sector.

Según contó el mismo Sebastián, no se explica cómo el delincuente no le hizo mas daño, porque si bien es cierto le disparó con un arma traumática, a esa distancia hubiera podido matarlo, aunque una de las balas le hizo una herida en el cuello y debió ser trasladado de inmediato al hospital de Engativá.

 “¿Qué necesidad tenía el sujeto de hacerme tres disparos si yo no opuse resistencia en ningún momento? ¿Tres tiros por un celular que no vale nada a comparación con la vida de un ser humano?”, se preguntó el joven universitario.

Ante el hecho, la Policía ofreció una recompensa de 20 millones por información que permita la captura del asaltante.