En respuesta a las inquietudes que han manifestado varios habitantes de la comuna dos, particularmente en los barrios La Amistad y Camilo Torres primer sector, el jefe de la cartera de Transporte manifestó que para controlar estos aspectos se realizarán operativos permanentes al interior de cada uno de los barrios afectados.


Cabe recordar que hace pocos días, Periodismo Público.com publicó una noticia relacionada con la preocupación manifestada por los habitantes del barrio Camilo Torres, quienes expresaron las dificultades que tenían con la falta de señalización y reductores de velocidad, situación que estaba ocasionando un gran riesgo para los transeúntes y los mismos estudiantes de la IE General Santander, tanto a la entrada como a la salida de las clases.

A lo anterior se suma lo manifestado por el Edil de la comuna dos, Luis Hernando Cruz, quien con relación a este tema dijo lo siguiente:
“La problemática se viene presentando desde el año 2009, cuando se le pasó a la Dirección de Transporte del municipio la solicitud para instalar los reductores de velocidad, incluso esa vez se le enviaron unos planos, en los cuales se indicaba en qué lugar deberían ir instalados. Desafortunadamente desde ese momento hasta la actualidad hemos enviado varios oficios y la respuesta siempre ha sido la misma: que no hay presupuesto ni cómo ejecutar el proyecto, además de que primero se está priorizando lo que son colegios, escuelas, iglesias y parques…

…Tenemos un parque y unas zonas de recreación que son peligrosas, el flujo vehicular por la Cr. 8 es alto y donde se hace el desembotellamiento de la Cr. 7 no hay señalización porque se la han robado. Nosotros ya nos cansamos de solicitar esos reductores y lo que queremos ahora es que nos autoricen construir una especie de reductores de velocidad en cemento, pues la gente ya está cansada. No sabemos cuántos muertos quieren que coloquemos para que la Administración se dé cuenta del error tan grande que está cometiendo con esas trabas que nos están poniendo”, explicó el Edil.

Al conocer las quejas de la comunidad, el Director de Transporte, Jaime Ramírez aseguró que:

“Algunos líderes comunales han estado aquí en la Dirección de Transporte solicitando la señalización, la instalación de reductores de velocidad y controles en la vía. Se les ha informado que por falta de recursos, este año no ha habido asignación para contratar las señales de tránsito que se requieren a fin de que pueda haber una buena señalización en el municipio; sin embargo, hemos conversado con las JAC sobre la posibilidad, y ellos están haciendo un gran esfuerzo para poder conseguir los recursos por parte de las mismas juntas, a fin de poder instalar o construir algunos reductores de velocidad, sobre todo en sitios neurálgicos como colegios, iglesias y zonas residenciales. Precisamente desde ayer se llevan a cabo operativos con la Policía, para efectos de efectuar controles en la vía, a fin de controlar los excesos de velocidad, y lograr que los vehículos de carga no transiten por sitios no establecidos, además de aplicar las normas de tránsito en esta medida…

…Estos operativos van a ser permanentes, y estamos atendiendo todas las solicitudes de los barrios que tienen este problema, se vienen haciendo programaciones constantes. De todos modos el control en este sentido es todo el año, pues la Policía tiene esa función de controlar realmente el tránsito en todas las vías, y tratar de detectar las anomalías para poder conjurarlas en el momento oportuno. Se bebe precisar que para sitios específicos como colegios, escuelas y hospitales, el Código Nacional de Tránsito establece unas velocidades mínimas de 30 km/h, de tal suerte que en esos sitios se deben hacer controles para sensibilizar a los conductores, en busca de que transiten con más precaución, imponiendo las medidas a las que haya lugar”, concluyó Ramírez.