En las instituciones educativas Gabriel García Márquez y Cazuca se entregaron 120 kits escolares para los estudiantes que por calamidad económica debido a la pandemia no pueden comprar materiales para su educación.  

Gracias a la gestión de la nueva rectora de la IE García Márquez, Gladys Enríquez, se entregaron maletas con diferentes materiales para los estudiantes de primaria y bachillerato.  «Yo fui rectora durante 3 años en la Institución Eugenio Díaz Castro sede Charquito, allá se hizo una labor con la organización humanitaria Jesuita en temas ambientales, cátedra para la paz, infraestructura, mercados y kits de bioseguridad. Como inicié labores en esta comuna del municipio, traje conmigo el apoyo de la organización internacional”, explicó.

Entre tanto, el Servicio Jesuita para los Refugiados, de manera ordenada y por alternancia, entregó maletas con témperas, escarchas, cuadernos, papel, colores e.t.c por un valor de 160 mil pesos cada uno; asimismo se repartieron tapabocas hechos por mujeres venezolanas que apoya la organización humanitaria.

 Por otro lado, se realizó una charla a los padres de familia venezolanos, entendiendo que en estos planteles educativos hay un 20% de estudiantes extranjeros.  «El conversatorio nos ayudó a aclarar dudas y tener información importante como el permiso especial de permanencia para estar en el país de forma regular y tener acceso a educación, salud y trabajo. Yo llegué a Colombia hace 4 años de manera regular”, dijo Joselina Castillo, madre de familia de la institución.  

Por su parte, el coordinador de la Oficina Soacha del Servicio Jesuita a Refugiados, recordó que: “Nosotros hicimos una labor articulada con la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro desde el 2018, donde hacíamos acompañamientos para la construcción psicosocial y desarrollo de habilidades para la vida con estudiantes, profesores y padres de familia. Para este año y con la nueva rectoría de Gladys, nos acercamos a esta realidad porque el ideal es mantener la permanencia académica en medio de la pandemia”.

Para la rectora, su mayor reto es mejorar la calidad educativa en las instituciones y seguir gestionando apoyos con fundaciones que brinden estrategias de acompañamiento, tanto para estudiantes como profesores y padres de familia con el fin de que los jóvenes tengan bases para la vida universitaria.

En cuanto al ingreso de los estudiantes, la Secretaría de Educación del municipio ha realizado 3 fases para implementar la alternancia educativa.  Por el momento, las instituciones educativas Cazuca y García Márquez seguirán en su modelo virtual.  

El Servicio Jesuita a Refugiados es una organización de la Iglesia Católica y se encuentra tanto en Soacha como en otras regiones del país donde hay vulnerabilidad socioeconómica que ha sido desplazada internamente, pero que también coincide con puntos de llegada de población venezolana. El municipio es un lugar que alberga a los extranjeros que llegan con problemáticas humanas graves.

Por Yineth Camila Castillo