Después de caminar desde la Avenida Villavicencio por el enorme trancón del jueves en la noche, una pareja de esposos llegó hasta el  C.C. Mercurio. Allí el hombre fue señalado de quemar una moto y golpeado por miembros de la Policía. Ella, por poco pierde a su bebé de cuatro meses debido  al desespero que le causó los momentos de angustia que vivió.  Ver video de la denuncia.

Brenda Rodríguez es docente de un colegio privado de Soacha. Cuenta que en la tarde del miércoles 9 de septiembre regresaba al municipio desde Fontibón  junto a su esposo y debido al enorme trancón en la Autopista por  las manifestaciones, decidieron bajarse y caminar.

“Llegamos hasta el C.C.  Mercurio, allí  nos sentamos porque estaba muy muy agotada por la caminada, teniendo en cuenta que tengo 4 meses de embarazo.  Cerca de nosotros había una moto incendiada pero el fuego ya se estaba apagando; mientras yo me senté mi esposo se acercó, la miró, le tomó una foto y de nuevo se sentó junto a mí a descansar, él es mecánico.  De un momento a otro llegó una cantidad grande de policías a rodearnos, la reacción de mi esposo fue correr por el susto, pero había avanzado unos 15 o 20 pasos cuando se lanzaron sobre él y empezaron a arrastrarlo y golpearlo, yo corrí detrás de ellos, uno de los policías disparó a mis pies, obviamente quedé en shock porque me apuntó en la cara”, narró la docente.

Dice que en el sitio había policía de civil, y fueron ellos quienes llamaron a los demás.  Ahí comenzó la odisea para Brenda y su esposo.

“A él lo empiezan a golpear entre unos 8 policías del Distrito Especial de Soacha, yo comienzo a grabar,  a gritar y pedir ayuda porque no se imaginan lo terrorífico que es ver que a tu ser querido lo golpee  una cantidad de policías;  la gente al ver la situación paró los carros, empezó a pitar y en ese momento lo que hicieron fue pasarlo detrás de la patrulla y ahí lo siguieron golpeando. Cuando escucharon más gente y más carros pitando, lo metieron a la patrulla y se lo llevaron”.

En medio del desespero, Brenda le preguntó al conductor de la patrulla para dónde se llevaban a su esposo y este contestó que para el distrito de Policía. Sin embargo en adelante la información fue confusa  y empezó a indagar a través de llamadas para tener la certeza hacia qué sitio debía dirigirse. 

“Empecé a buscarlo y nadie me daba razón, incluso cogí un taxi sola para ir a diferentes CAI  porque en la estación negaron que estuviera ahí. Finalmente, a la mamá de él le contestaron su propio teléfono y le dijeron que sí estaba en la estación”.

Dice Brenda que a su esposo los mismos policías lo llevaron al hospital por los golpes que tenía, pero que cuando ella fue a la estación no le informaron de este hecho.  

“Como se puede ver en las fotos él está muy golpeado, y aunque finalmente lo soltaron, un patrullero de la Sijín se quedó con la cédula y es la hora que  no nos dan respuestas claras;  ahora lo acusan de haber incendiado la moto, cosa que no es cierta porque en las cámaras de seguridad del sector se podrá observar que  cuando llegamos ya la moto estaba quemada”.

Una testigo de los hechos corrobora lo que Brenda cuenta. “Iba con dos personas más por la estación  San Mateo y vimos a una pareja sentada, se le acercaron 4 personas de civil y comenzaron a agredir al señor, nos quedamos quietos, él salió corriendo y la señora muy asustada empezó a pedir  auxilio”.

…“Los de civil eran policías y uno de ellos  se le acercó a la señora y le apuntó en la cabeza, nosotros estábamos muy asustados sin poder ayudar y en esas un señor  de una  ambulancia nos dice que nos quedemos quietos o si no nos daban plomo. Tratamos de hacernos en la avenida al lado del CC Mercurio, la señora empezó a grabarlos y los policías la jalaron, llegó otra patrulla y siguieron  dándole muy duro al señor”.

Lo cierto es que ahora el esposo de Brenda es señalado de quemar una moto, no tiene su cédula porque la policía se quedó con ella y su cuerpo está lleno de golpes, mientras que ella por poco pierde el bebé y se recupera de los dolores que le causó el susto y toda la situación que vivió, sólo por sentarse a descansar después de una caminada de casi  dos horas.

Video enviado por la denunciante:

Por: Redacción