Al sujeto se le encontró tusi, éxtasis y ácidos, drogas no comunes de distribuir en Fusagasugá.

Dicen las autoridades que el hombre pensaba establecer una nueva forma de distribución y consumo de alucinógenos, teniendo en cuenta que las drogas sintéticas no  son fáciles de conseguir en este municipio cundinamarqués.

Al capturado se le estaba haciendo seguimiento porque, al parecer, pensaba convertirse en el distribuidor de estas drogas sintéticas en el municipio y la región del Sumapaz.

Agentes de inteligencia llegaron hasta el barrio barrio Florida, norte de Fusagasugá, Cundinamarca, y allí hallaron  180 gramos de Marihuana, 19 papeletas de miel de marihuana, 12 unidades de ácidos, 6 dosis de tusi, 8 capsulas de éxtasis y 2 grameras.

Según las autoridades, una sola pastilla de ácido se vende en el mercado entre 80 y 100 mil pesos, lo que indica la magnitud de las ganancias para las redes de distribución y comercialización.