Una caja de aguas residuales del barrio San Marcos, comuna seis de Soacha, lleva diez días sin la tapa y desbordándose, causando malos olores y amenazando la salud pública de los residentes.

El daño afecta a gran parte de la comunidad, especialmente a niños y adultos mayores, primero por el peligro que representa tener una caja de aguas residuales en ese estado, y segundo, por los malos olores que salen, y más aún en tiempos de pandemia, lo que a futuro desataría un problema de salud pública.

“Ellos vinieron y lo único que nos comentaron fue que tocaba quitar la tapa, no sé porque nos dijeron eso o qué implica hacer esta acción, pero de todas maneras lo hicimos; a los dos días volvimos a llamar y nos contestaron que de una a seis horas se acercaba algún funcionario, pero nada de nada, nunca vinieron”, dijo Pilar Contreras, residente del barrio San Marcos.

Ante la negativa de la Empresa de Acueducto, se enviaron oficios y luego esta manifestó que la visita se encontraba cancelada debido a que los encargados de ejecutar la intervención pusieron en la observación que ya habían completado la tarea en su totalidad,  haciendo labores de mantenimiento en el tubo madre para que el agua cediera  por completo, pero no en el punto del daño.

“No sé por qué dijeron que ya está todo resuelto, cuando no es así, que no inventen cosas porque seguimos con el inconveniente, pero ellos por salir del paso hacen lo que sea, entonces hasta que no nos inundemos y  nos enfermemos, no van a solucionar nada. Ah, pero eso sí, con la facturita si son cumplidos, además esto no es de ayer para que nos estén tomando del pelo, ya vamos para diez días con este daño”, puntualizo Cristina Castillo, residente del barrio San Marcos.

Finalmente, se le hace el llamado a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá para que solucione lo más pronto posible este inconveniente, en la calle 12 B No. 1ª -15, barrio San Marcos Soacha.

Por Rafael Rodríguez