Luego de que la Directora Nacional del ICBF declarara sanciones a los irresponsables padres de familia que permitan a sus hijos manipular pólvora, desde el Centro Zonal de Soacha se han empezado a tomar medidas para evitar tragedias en navidad y año nuevo.


Llega la época navideña y con ella el ambiente de fiesta que se vive en el fin de año, sin embargo, también llega un aumento en el número de niños y niñas que infortunadamente resultan quemados por manipular pólvora sin la supervisión de sus padres o en algunos casos bajo el consentimiento de estos. Por esta razón, el ICBF desde el Centro Zonal ha empezado a trabajar de la mano con las secretarías de Gobierno y Planeación para evitar que la infancia soachuna sea víctima de la pirotecnia.

“La función es inicialmente preventiva la idea es que no tengamos que hacer ningún proceso de judicialización. Inicialmente se hará una medida preventiva en la cual se va a trabajar inicialmente con las secretaría de Gobierno, con la Secretaría de Planeación y Ordenamiento Territorial, Bomberos, Defensa Civil y otras instituciones con las cuales la idea es poder hacer esas campañas que permitan que los padres de familia sean conscientes sobre los riesgos que genera el uso de la pólvora”, explicó Gina Paola Ramírez, trabajadora social del Centro zonal de Soacha.

También explicó que las sanciones para padres o acudientes de niños que resulten afectados por la manipulación de pólvora pueden ir desde un proceso de restablecimiento de derechos con los niños hasta la evaluación de la autoridad judicial para definir cuál es el tiempo de judicialización para los progenitores. De acuerdo a Ramírez, las estadísticas referentes a niños quemados por pólvora en Soacha son relativamente bajas en comparación a otros municipios del país, de ahí que el propósito fundamental es disminuir el número de infantes quemados, a tal punto de que no se presenten casos.

“Lo que ha funcionado en Soacha es trabajar de manera articulada e interinstitucional emprendiendo acciones que impidan la venta de pólvora de manera ambulante, si los niños van a presenciar un espectáculo de este tipo, es porque hay juegos pirotécnicos organizados por alguna entidad del municipio, mas no porque sus progenitores o algún familia les realice la compra de manera irregular”, destacó la profesional.

Una de las razones por las que se presentan casos de niños quemados con pólvora es la falta de conciencia sobre la problemática, ya que muchas personas no dimensionan las condiciones ni las consecuencias de lo que puede ocurrir si se permite a los niños manipular artefactos pirotécnicos, todo esto a pesar de las campañas y el constante llamado que las instituciones y los medios de comunicación realizan para que la vida sea preservada y no puesta en riesgo bajo ningún motivo.

“Son varias medidas, primero se puede hacer una amonestación que se impone a través del ICBF en un proceso de restablecimiento de derechos o a través de la Comisaría de familia, la cual también es competente para interponer este tipo de acciones, o en el peor de los casos hay que tomar medidas judiciales”, recalcó la trabajadora social.

De este modo, si usted presencia o conoce algún caso en el que los niños o niñas de Soacha están manipulando pólvora, no dude en comunicarse al a línea nacional de denuncia del ICBF 01 8000 918080 para poner en conocimiento de las autoridades dicha situación.