La captura se logró gracias a una operación encubierta realizada por hombres de la policía judicial quienes llevaban 8 días infiltrados como pasajeros de las busetas y colectivos que prestan servicio a los sectores de Cazucá y Ciudadela Sucre.


En uno de los recorridos de rutina que hacía anoche un vehículo de servicio público hacia el sector de Altos de Cazucá, tres sujetos armados-entre ellos un menor de edad- intentaron asaltar a una buseta donde iban hombres infiltrados de la Sijin. De inmediato las autoridades reaccionaron y capturaron a los presuntos asaltantes cuando se disponían a huir.

“Hubo que infiltrar personal de inteligencia, básicamente de policía judicial, para hacer los recorridos en las busetas en ese sector. Ellos abordaban el vehículo y llegando a su lugar de residencia procedían a amenazar con armas de fuego al conductor, a los pasajeros y al ayudante para robarles el producido del día”, manifestó el coronel Alejandro Murillo, comandante de la Policía Soacha.

A los presuntos asaltantes se les incautó dos armas de fuego y en las próximas horas deberán comparecer ante un juez de Soacha para responder por los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas y hurto calificado.