Sólo basta un pequeño aguacero para que determinados sectores se inunden y se evidencie el pésimo estado de las vías de Soacha. Ayer hubo emergencia en varias zonas de la ciudad.  

Si bien la mayor parte de las vías de Soacha están deterioradas, hay sectores donde su estado es lamentable, y la situación empeora cuando llueve, como sucedió en la tarde del miércoles con el leve aguacero que cayó en el municipio.

A este medio se reportaron inundaciones en dos sitios específicos: Olivares y Olivos en la comuna tres, y Ducales y el Salitre en la comuna uno. En este último, los ciudadanos reclaman atención por parte del gobierno municipal y piden que sus calles sean priorizadas e incluidas en el plan de recuperación y pavimentación que planea la Alcaldía de Soacha.  

“Hoy llovió sólo 20 minutos y la calle principal del barrio Salitre quedó totalmente inundada, no me quiero imaginar cómo están nuestros vecinos de Ducales, el llamado es al señor alcalde de Soacha para que haga algo al respecto”, dijo un residente del sector.

Y efectivamente la vía principal de Ducales volvió a inundarse, una situación que sus residentes han venido denunciando, pero que nadie les pone cuidado. “Cada que cae una llovizna esto se vuelve un barrizal completo, el agua se entra a casas y negocios, y como siempre, nosotros somos lo que pagamos los platos rotos”, añadió una comerciante de la zona.

Al otro lado de Soacha, en el sector de Olivares y Olivos, la situación es similar. En la tarde de ayer sus calles también quedaron convertidas en un lodazal. “Terrible porque el agua se devuelve por los sifones y las casas quedan totalmente inundadas, llamamos a Bomberos y a la Alcaldía para que manden el vactor, pero nadie ha venido, estamos desprotegidos totalmente”, puntualizó una residente.

Ahora el reto de mejorar estas vías de Soacha es para la Alcaldía, y más cuando el cobro del impuesto predial se incrementó de forma exagerada.