La preocupación de la comunidad por el estado de algunos parques de la comuna cinco está aumentando, puesto que el deterioro de los juegos para niños, los entornos y la inseguridad se están convirtiendo en un riesgo para los más pequeños. La falta de mantenimiento a estos lugares, es la principal causa de la situación.


Es evidente que el estado de algunas canchas y juegos en la Comuna cinco, hacen de la actividad deportiva de los niños y jóvenes un peligro, esto se evidencia en el parque ubicado al lado del CAI de San Mateo, donde la malla de impacto de la cancha ahí construida permite que el balón llegue a las casas y calles mientras las personas juegan, poniendo en riesgo la integridad al tener que ser la Calle 32 un paso obligado para alcanzar la pelota.

“Los vecinos se ven molestos porque en algunas ocasiones el balón va a dar a sus ventanas cuando los jóvenes juegan, y cada nada quien está haciendo deporte tiene que cruzar la vía para recoger el balón, porque la malla de impacto está totalmente desecha y no cumple su función como debería ser”, agregó Hernán Niño, Edil de la Comuna cinco.

De la misma manera, en la Calle 25d, diagonal a la electrificadora, se encuentra un pequeño parque construido hace varias décadas. Los vecinos del mismo aseguran que el estado de la malla que protege el parque y los juegos han causado accidentes a niños e incluso adultos, en el mismo sentido argumentan que pese a ser un punto de encuentro importante para las clases deportivas de estudiantes de algunos colegios cercanos, el resultado del vandalismo aumenta el riesgo para quienes acuden a usar dicho espacio.

“En los tres juegos que rodean el sitio hemos tenido algunos pequeños accidentes con los niños, ya que desde hace muchos años no han tenido mantenimiento. El parque cuenta con una cancha y está rodeado por algunas viviendas y una malla de impacto, la cual en lugar de proteger ha sido la causante de problemas para los residentes, que se han lastimado con la misma. A un costado de la cancha hay un desagüe que evita que esta se inunde cuando llueve, los delincuentes se han robado todas las rejillas que protegían a las personas que por ahí pasan y actualmente es un hueco que rodea la cancha”, describió Carlos, habitante del sector.

Precisamente, la gestión de la comunidad ha sido vehemente para tratar de mejorar el estado de los parques, en el caso del ubicado en la Calle 25d, la comunidad está contemplando quitar los juegos que representan peligro para venderlos y hacer algo constructivo para su entorno.

En el caso del parque principal de San Mateo, el Edil Hernán Niño, aseguró que este contaba con una garantía de mantenimiento que dejó de cumplirse desde la administración anterior, hecho que contribuyó al deterioro del lugar, que en algunos de sus espacios aparenta un total estado de abandono.