15 días después de conocer el nombre de los ocho barrios ganadores de 25 millones de pesos para obras y de los cinco que recibieron un computador portátil, el jurado nombrado por la administración municipal contó el proceso que siguió para escoger a los que, a su criterio, merecían el incentivo ofrecido por la alcaldía.


El jurado estuvo compuesto por las dos notarías de la ciudad, la Fiscalía, la Policía Nacional, la Iglesia Católica y la Registraduría.

Martha Cecilia Ávila Vargas, notaria primera de Soacha, contó algunos aspectos que el jurado tuvo en cuenta y reveló detalles del proceso, antes de escoger a los ganadores:

“La alcaldía nos invitó a participar y posteriormente hicimos reuniones preliminares con los demás miembros del jurado y representantes de la alcaldía. Claro que debo decir que tuvimos total independencia, todo se hizo con responsabilidad, nadie influyó en la decisión”, expresó.

El jurado tuvo total libertad de escoger las reglas de juego, y uno de los aspectos que se acordó fue la participación de la comunidad en la campaña de embellecimiento: “Tuvimos en cuenta qué obra hicieron, cómo la hicieron, la participación de la comunidad fue supremamente importante, las vías de acceso y la dificultad en la obra. Ejemplo, no es lo mismo hacer una escalera en un barrio desarrollado que hacerla en donde ni siquiera hay agua. Muchos reciclaron materiales, tuvieron creatividad y con poca plata lograron hacer cosa bonitas, eso lo calificamos”, agregó la notaria.

Sin embargo, el jurado fue claro y aseguró que aquellos barrios que lo tienen todo también fueron tenidos en cuenta. Primó la participación de la comunidad, la creatividad y la obra en sí.

“Quisimos también calificar el esfuerzo de la gente, independientemente del estrato y las condiciones del sector. Es cierto que la prelación fueron los barrios marginados y pobres, pero si no se ayudan y no trabajan en comunidad, pues simplemente no se tenían en cuenta”, manifestó Luis Ángel Plazas Méndez, representante Notaría segunda.

Uno de los aspectos difíciles en el proceso del concurso fue escoger a los ganadores. Se inscribieron 69 barrios y el jurado debió mirar la totalidad del material enviado para su análisis.

“Al llegar a la alcaldía todo estaba en carpetas por comunas, cada integrante del jurado se responsabilizó de 13 proyectos y en portátiles comenzamos a analizar el material que venía en CDS y DVD’S. Cada uno escribió su criterio y al final nos reunimos para socializar lo que encontramos, de ahí sacamos nuestros conceptos para poder elegir a los barrios que fueron seleccionados”, indicó Jacqueline Carillo Candelo, representante de la Notaría Primera.

Basados en el material, se preseleccionaron 16 barrios, los cuales fueron visitados en un día para escoger a los ganadores. Se tuvo en cuenta los criterios ya mencionados, y en algunos casos se verificó que en determinados sectores se pagó para el embellecimiento, es decir, no hubo participación de la comunidad.

“A mí me llamó mucho la atención un barrio que se llama el Mirador de Soacha. Fuimos a visitarlo, son gente que con esfuerzo decoraron su carretera, su entrada, los escalones del mismo color, se vio la unión de la comunidad. Nos impactó mucho que viven en una situación precaria. Sólo les llega el agua una hora tres veces a la semana. No tienen salón comunal, no tienen tanques para almacenar su agua, en fin, se notó mucho el esfuerzo”, sostuvo Jacqueline Carillo.

“Estos premios me gustan mucho por la motivación que se le da a la comunidad para que siga participando cada año en el arreglo de nuestras comunas, nuestros barrios; un concurso muy bueno, la reacción de la gente fue muy chévere”, aseguró Luis Ángel Plazas Méndez.

El concurso sirvió además para que el mismo jurado hiciera un llamado a la unidad en los barrios, a trabajar por la identidad municipal y así buscar una nueva imagen de la ciudad:

“A mí no me gusta que hablen mal de Soacha y una forma de cambiarle la cara a la ciudad es demostrando que Soacha tiene seres humanos que valen la pena. Ellos son la cara amable del municipio, luchan por salir adelante; que alguien no se quedó sólo con su rancho sino que fue más allá, eso es digno de admirar en medio de las dificultades que tiene la población soachuna”, concluyó la notaria primera, Martha Cecilia Ávila.

Ver barrios ganadores: http://bit.ly/O4Sz7P