Particular invade espacio público y obstruye paso en una vía de Soacha

Totalmente obstruido quedó el paso vehicular entre los barrios Villa Clara y Nueva Portalegre de la comuna dos, debido a la construcción de un predio sobre la carrera 10 que actualmente funciona como parqueadero. Los residentes argumentan además que sólo quedó un reducido espacio peatonal que se presta para la presencia de delincuentes.


Desde 2015 la lucha de la comunidad por recuperar el espacio tomado por quien asegura ser la propietaria del predio que divide la carrera 10 ha sido constante, ya que debido a la construcción de un parqueadero sobre lo que antes era una vía vehicular, el barrio Villa Clara quedó bloqueado para ingresar de forma directa a la parte norte de la comuna dos.

“El paso que antes contaba con diez metros de envergadura ahora quedó con no más de 50 centímetros de vía y un metro de anden, situación que impide el tránsito de vehículos porque quedó totalmente obstruido, precisamente el espacio en el que se encuentra el predio de la residente y el que ella decidió cercar también se presta para aumentar la percepción de inseguridad, ya que imposibilita el paso de los vehículos de la policía y de esta forma a los delincuentes les queda más fácil escabullirse hacia otros sectores”, explicó Roberto Gil, residente de Nueva Portalegre.

La obstrucción del paso sobre la carrera décima se suma a la falta de iluminación que la misma presenta entre las calles 17 A y 18, puesto que el espacio que divide el barrio Villa Clara y Nueva Portalegre no cuenta con ningún poste de luz y ambas salidas después del callejón que quedó en reemplazo de la vía, colindan con los parques “El Ocho” y “Campo de los locos”, en donde según la comunidad, la concentración de vándalos durante la tarde y la noche es mucho mayor.

Los mayores perjudicados por la situación de inseguridad generada en torno a la que antes era la Carrera 10, son los estudiantes de la Institución Educativa Eugenio Díaz.

“El encerramiento que rodea al parqueadero nos está afectando enormemente porque se convirtió en un foco de inseguridad; se esconden muchachos a consumir vicio y en varias ocasiones han querido hacer sus prácticas sexuales. Constantemente tenemos problemas con los estudiantes porque les quitan los zapatos e incluso sus útiles”, manifestó Carlos Sogamoso, residente de Villa Clara.

Pese a la incomodidad y perjuicio que genera a la comunidad, la solución al problema es lo suficientemente compleja y el caso se puede extender durante años, ya que la persona que construyó sobre la vía dice ser legítima dueña del predio e hizo uso del mismo con los debidos permisos de curaduría y planeación; sin embargo los habitantes aseguran que se tomó dos metros y medio más de los que le pertenecía.

“Dentro de las gestiones que hicimos ante planeación nos aseguraron que como efectivamente el predio es de ella, no es posible evitar que construya sobre su propiedad, por lo tanto tratamos de averiguar qué posibilidad había de que la administración municipal lo adquiriera, pero a pesar de meses de trabajo la respuesta final es que no había recursos para comprarlo y que tampoco era de relevancia su adquisición porque no estamos hablando de una vía principal necesariamente”, explicó Luis González, presidente de la Junta de Acción Comunal de Villa Clara.

Finalmente, respecto al abuso de espacio por parte de la implicada, se logró que la Inspección Segunda de Policía hiciera la debida visita y observación del inconveniente, y efectivamente se demostró que la persona está invadiendo dos metros y medio más de lo que le corresponde, sin embargo hasta el momento no se ha realizado ninguna acción o procedimiento con el fin de recuperar el espacio que bien podría facilitar el paso de motos y carros pequeños.

cargando...