Un niño con parálisis cerebral recibió de manos de un joven patrullero de la policía de Soacha, una silla que le permitirá tener una mejor calidad de vida.


La silla especializada, tiene un alto valor económico en el mercado ortopédico, sin embargo, permanecía guardada en la casa de la familia del patrullero Luís Ángel Bernal, quien conoció la historia de Samuel, un pequeño de tres años de edad quien nació con parálisis cerebral.

“Junto con mi madre decidimos donar la silla, porque conocí Samuel que es un niño que tiene parálisis cerebral, la misma enfermedad que sufría mi hermano quien falleció en el mes de septiembre del año pasado. Entonces le comenté a mi mamá y ella me dijo que ella quería buscar a un niño que realmente necesitara la silla para facilitarle la vida a él y a su familia”, afirmó el patrullero.

Bernal aseguró que elementos de este tipo, como sillas de ruedas, bastones especializados y otras piezas similares, luego de ser usadas, no son elementos para guardar, pues hay familias que por falta de recursos no pueden acceder a ellos, y hay personas que los necesitan y esperan darle buen uso.

Mayerly Sáenz, madre del pequeño Samuel, agradeció el gesto:

“Es una bendición esta silla, mucha ayuda para Samuel porque es un niño con discapacidad, ya pesa mucho, tiene tres años, lo llevábamos en coche pero le queda pequeño y esto ahora nos facilitará la movilización con él”.