Así se pueden definir a los niños personeros que no superan los 11 años de edad y son líderes en su institución educativa.


Esta sería la mejor frase para definir la labor que realizan algunos jovencitos que no superan los 11 años de edad y el 5 grado de educación básica primaria, que participan en las jornadas de capacitación de los personeros estudiantiles realizadas por la Personería Municipal de Soacha.

Luis Camilo Vélez y Kevin Duván Blanco, del Liceo María Inmaculada; y Camila González, del Gimnasio Santa Ana, son tres chicos que a pesar de su corta edad han logrado destacarse en este proceso de capacitación en el que inclusive los mismos muchachos de undécimo han acudido a ellos para pedir su asesoría en los diversos temas que se han trabajado. Cada uno de estos niños ha expuesto una visión diferente y un amplio criterio de cada tema.

“El gobierno escolar es una forma en la cual nosotros podemos participar, dar nuestras opiniones y defender nuestros derechos y los de todos los compañeros. El tema que más me ha gustado fue el realizado la semana anterior, en donde asistieron madres de los ‘Falsos Positivos’, con ellas aprendimos como los delincuentes engañan a los jóvenes para asesinarlos. Sabemos que el ejército se lleva a los muchachos para hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combate. Debemos multiplicar esta experiencia con cada uno de nuestros compañeros para ayudar a prevenir que esto siga sucediendo”, explicó Luis Camilo, el ‘personerito’, del Liceo María Inmaculada.

Kevin Duván, compañeros de Luis Camilo y quien le asiste en sus pp-24.jpg funciones, piensa, “el fenómeno de los ‘Falsos Positivos’ es algo terrible, en cualquier momento los soldados podrían ir al colegio y llevarse a nuestros compañeros sin que nadie pueda decir nada. Gracias a toda la información que nos han dado aquí podemos evitar que eso suceda, ya sabemos cómo nos pueden engañar y cómo podemos actuar ante una ‘promesa’ de esas”.

Por último, Camila, personerita del Gimnasio Santa Ana destacó lo que para ella son las funciones que cumple el gobierno escolar, “En el gobierno escolar manejamos un grupo sin ser autoritarios. Debemos ser líderes que apoyemos y guiemos a nuestros compañeros. Lo que he aprendido aquí, lo he multiplicado entre mis compañeros. El tema de gobierno escolar, pues me ha ayudado a liderar a los chicos de una manera democrática”. Aunque en el tema de derechos y garantías también hizo eco en ella, “fue muy útil por la presencia de las madres de Soacha, así al fin pude comprender la gravedad de los llamados ‘falsos positivos’ para lograr prevenir que se repita”.

Por su parte, Fabián Báez, personero de Soacha delegado para los derechos económicos, sociales y fundamentales, encargado de coordinar el proceso de capacitación, dio un balance de lo que hasta ahora ha sido el desarrollo de las jornadas, “se ha socializado con los personeros la definición del gobierno escolar, la manera en que este está compuesto y cuáles son sus funciones. Además en este componente examinamos la normatividad estipulada en la ley 115 de 1994 y el decreto 1860 del mismo año. De igual manera abordamos el papel que cumple el personero estudiantil dentro de este organismo ejerciendo las funciones de veedor, garante y ente de control sobre esas garantías y derechos. Con la presencia de estas mujeres (las madres de Soacha), que han narraron su experiencia de vida, los personeros estudiantiles pueden tener ese contacto directo con la situación de Soacha en el tema de derechos humanos e integrarse en ese concepto para que se hagan partícipes y constantemente estén viviéndolos, defendiéndolos. Nos complace ver como niños de edades muy cortas tiene un amplio concepto de los temas que hemos trabajado y generan esa inquietud por conocer aún más de los mismos. Estos jóvenes son muy realistas, conocen sus perspectivas, su entorno. Ha sido bien enriquecedora esta experiencia para nosotros como personería municipal”.

Con un trabajo sobre la construcción e implementación de la Política Pública de juventud de Soacha, este martes 18 de mayo continuarán las capacitaciones para los jóvenes ‘personeritos’.