El trabajo conjunto entre los Artistas, la Junta de Acción Comunal y los habitantes del común para rescatar la identidad que ha generado el parque principal de San Mateo, se ve reflejado en actividades recreativas, Street Art y en el ejemplo mostrado por un buen grupo de ciudadanos.


El Parque Principal de San Mateo es uno de los símbolos que ha identificado al barrio desde hace muchos años. Sin embargo, y a pesar de que se han hecho varios arreglos para mejorar la calidad de su infraestructura, es muy poco el cuidado que se tiene por parte de un sector de la comunidad, y como si fuera poco, el micro tráfico es una de las actividades que prolifera en el mencionado espacio deportivo. No obstante, hay quienes que desde su perspectiva de vida se preocupan por mejorar las condiciones de este sitio.

Los artistas

Apoyados por algunos líderes del barrio y en lo que puede considerarse como uno de los contados casos, algunos artistas plasman su mensaje a través del color que impregnan en sus obras, tal es el caso de Nicolás o “Grove”, como le dicen en el mundo artístico; él es un joven que a través del Street Art ha encontrado un medio para expresar sus ideas. Asegura que no pertenece a ningún colectivo que lo apoye en esta misión, no obstante, su gusto por el graffiti lo ha motivado para exponer su arte en base a su talento. Sin embargo, afirma que el apoyo que se le brinda a quien se dedica al arte es casi nulo, tanto que los jóvenes se organizan y trabajan clandestinamente en donde nadie los vea, ya que el estigma que recae sobre ellos es muy alto.

“En el municipio no se habla mucho de graffiti, entonces propondría realizar reuniones con los líderes para hablar de graffiti y así nos brinden más espacios para poder pintar, nos gustaría hablar con la gente de la Acción Comunal para que nos den alternativas”, expresó Grove al momento de ser consultado sobre un muro que pintó con un mensaje de amor.

Camilo Valero es otro joven que admira el arte y al igual que Nicolás, también manifestó su descontento por la falta de apoyo. Sin embargo, agradeció a aquellas personas que aún confían en los jóvenes grafiteros del barrio. También dijo que muchos artistas ven truncados sus proyectos por el miedo que representa para un joven el estar pintando en las calles.

“Chévere que se acercaran a nosotros y nos dijeran sí, bacano lo que ustedes hacen, porque cada vez que uno se acerca lo rechazan al ver cómo se viste, o por lo que piensa”, dijo el joven, mostrándose preocupado por la falta de concientización, pero motivado al mismo tiempo por lo que se puede generar cuando se logran concertar ideas entre los grupos sociales que conviven en el barrio, tal como ha ocurrido en este caso.

Las personas del común

Isabel Ramírez es una residente de San Mateo que todos los días saca a sus dos mascotas al parque, ella lleva su bolsa y su pala para recoger el excremento que dejan los animales. Hasta aquí todo parece normal en estas circunstancias, pero lo que la diferencia de los demás habitantes, es que ella sin que nadie se lo solicite, recoge los excrementos de los perros callejeros que rondan en el lugar.

“Algunas personas me dicen que para que me pongo en eso si nadie me paga, a mí me gusta ver el parque limpio, y hasta me da asco cada vez que veo desechos; también hay quien me trata mal, me dicen que no me meta en lo que no me importa”, señaló la mujer, quien de igual forma también se ha dado a la tarea de recoger los colchones que algunos personajes utilizan para dormir dentro del parque en sitios ya establecidos previamente por ellos.

Igualmente manifestó que esta labor la debe hacer con mucho cuidado, ya que el peligro es inminente y más teniendo en cuenta que nadie la apoya al hacer esta acción que beneficia a toda la comunidad, incluyendo a jóvenes estudiantes de varios colegios del sector que utilizan el parque para realizar sus actividades físicas.

La junta

Alfredo Zapata y José Arley Pérez son miembros del Comité de deportes de las JAC de San Mateo I y II sector. Ellos, junto a otros líderes de la zona han trabajado en la realización de eventos con el objetivo de hacer del parque un espacio para la diversión y el esparcimiento de las personas que lo utilizan. Recientemente se hizo una gestión con el programa Soacha Joven de la Alcaldía Municipal, en la que se llevaron grupos culturales para que dieran una muestra artística en conmemoración del aniversario 203 de la independencia de Colombia.

“También hemos trabajado con el Instituto (IMDRS) para que le metan mano al parque en los temas de adecuación. Hace algunos meses ayudamos a pintar las rejas que bordean el parque, de hecho esas rejas se iban a caer y como se puede dar cuenta, hay muchos niños que utilizan el parque, entonces se llamó porque de pronto se habría podido causar una tragedia” , explicó Pérez, a la vez que agregó que se tiene la iniciativa de solicitar a los rectores de los colegios aledaños que cada uno apadrine un espacio del parque con el ánimo de propender por su conservación.

“También logramos traer la actividad física que el Instituto ofrece, aquí se ven beneficiadas 67 adultos mayores, en ocasiones prestamos nuestros equipos de sonido para que se puedan hacer”, expresó Zapata, en relación a otra de las acciones que gracias al emprendimiento de algunos líderes se han gestado para la comunidad.

Este medio indagó con los líderes sobre el tema artístico que mencionó Nicolás anteriormente, ellos se mostraron de acuerdo con la actividad que se realiza por parte de los jóvenes, no obstante su postura está más ligada al mensaje que se quiera dar. “Si el mensaje no es político, bienvenido sea, porque este debe ser un espacio para el arte y no para la política, por ejemplo se me acerca un grupo de juventudes comunistas y yo les digo que pinten, pero luego se me acerca uno de los del partido liberal, y eso se convierte es en un problema”, afirmó Pérez, dejando claro que sí es importante el arte y no puede olvidarse tampoco.

Estos son algunos ejemplos que dan muestra del dinamismo que algunos residentes del sector han ejercido con el compromiso de mejorar la convivencia entre los vecinos, invitando a más personas a que se unan en una causa común. Claro que, como los mismos habitantes lo reconocen, hace falta mejorar aspectos de los barrios que comprende el sector de San Mateo, pero estas personas demuestran que por medio de iniciativas individuales y colectivas, también se pueden lograr resultados importantes para el desarrollo de su sector.