Pese a la asistencia masiva del lanzamiento de la novela del cantante Diomedes Díaz, varios residentes de Soacha se unieron a las voces que rechazan la producción que busca exaltar la vida del artista, objeto de cuestionamientos y críticas.


Bello (Antioquia), Soledad (Atlántico) y Soacha (Cundinamarca) fueron los escenarios para lanzar la novela que abordará la historia de vida del fallecido cantante. Sin duda son lugares en donde la gran afluencia de público popular hace que los escenarios de lanzamiento se ven abarrotados.

“No estoy de acuerdo con la campaña propagandística de «diomedizate», ni tampoco con la oferta televisiva de los señores de RCN que en sus más variadas series, aportan al declive cultural del país porque elevan al grado de intocables a sujetos que, aunque muy talentosos, en su vida personal tienen manchas de sangre y cocaína y eso de ninguna manera puede ser ejemplo para el país.

Nuestro país tiene otros referentes que podrían ser apelados en las novelas, incluso, de la vida cotidiana de la población podrían salir infinidades de historias que puedan elevar el nivel cultural de la gente. No me diomedizo porque no quiero hacer parte del juego de idiotas útiles de RCN y sus libretistas”, manifestó un docente de un colegio privado de Soacha quien prefirió mantener su nombre en reserva.

Hay que recordar que Doris Adriana Niño era residente de Soacha, aspecto que se ha borrado de la memoria de varios de los habitantes del municipio, situación que también ha causado indignación.

“Aunque la música de Diomedes me encanta, no me diomedizo porque en este país no se le puede hacer homenaje a los delincuentes, él junto a su escolta asesinaron a Doris Adriana Niño. No al homenaje a un tipo que no reconoció a sus hijos, no homenaje a un consumidor compulsivo, no homenaje a un violento con las mujeres, no a un incumplido en los concierto”, expresó el profesor Héctor Peñaloza.

Las críticas no se han hecho esperar, en diferentes medios nacionales se han manifestado voces en contra de la producción. De la misma manera en Soacha, algunos ciudadanos manifestaron su rechazo a la nueva telenovela.

«Cómo se les ocurre hacer tanto bombo aquí en Soacha, lugar de origen de la víctima mortal del cantante. Somos un país sin memoria», expresó Natalia Martínez, joven profesional residente en Soacha.

“Hacer un homenaje al «símbolo» mediático del vallenato comercial, es pisotear la cultura vallenata, tan rica en historia y matices culturales y artísticos (no mediáticos); es reafirmar el estereotipo del colombiano que necesita la industria comercial, la institución militar nacional y las intervenciones internacionales en la economía y la seguridad”, manifestó Andrés Jiménez, a través de sus redes sociales.

“En un país de pan y circo, en dónde la gente está más preocupada por la farándula y las novelas que por la construcción de su nación, no podemos esperar más. Mucha gente sin sentido crítico ve estas novelas y permiten que sus hijos las vean y luego las repliquen en sus juegos e imaginarios infantiles generando así una concepción mal elaborada de identidad nacional”, expresó una estudiante de Licenciatura Infantil.