Sectores económicos hicieron la petición ante la ola de atracos que vive el comercio y los ciudadanos de la capital, lo que sin duda pone en jaque la reactivación económica.

Comerciantes y gremios expresaron su preocupación por la ola delincuencial que se desató en la capital y los constantes robos a negocios, clientes y peatones.

Muchos comerciantes dijeron que la afectación es grande para este sector. “Primero fue el COVID-19, luego el paro y el vandalismo, y ahora los hurtos y atracos por toda la ciudad”, dijo el propietario de un bar del norte de Bogotá.

La misma Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, le hizo un llamado a la alcaldesa Claudia López para que evalúe la opción de militarizar la ciudad, al igual que pidió mayor vigilancia y contacto directo para denunciar situaciones de inseguridad.

Después de la pandemia, los comerciantes han diseñado diferentes estrategias para reactivar la economía, y ahora unen esfuerzos para luchar contra la delincuencia, pero necesitan un apoyo real del Distrito para hacer frente a la inseguridad.

Si bien la Policía está haciendo un esfuerzo importante para combatir el crimen, en una ciudad como Bogotá se queda corta, por eso los comerciantes solicitaron sacar el Ejército a las calles para atacar el delito.