Desde hace aproximadamente un mes los residentes del conjunto residencial Cumbres de San Mateo I se han visto sometidos al acecho de las plagas y los malos olores provenientes de las aguas que permanecen represadas en el lote ubicado diagonal a esta unidad residencial.


2-66.jpg

La problemática de este sector surge como producto de las fuertes lluvias que han caído en las últimas semanas en Soacha, las cuales han dejando a su paso afectaciones en la salud y dificultades sanitarias entre sus habitantes.

“Los olores son insoportables sobre todo en las noches y las plagas se están proliferando e ingresando a las viviendas, el potrero está totalmente inundado y necesitamos que se busque una solución de manera inmediata por intermedio del dueño del lote. A todo lo anterior se suma la creciente inseguridad que rodea la zona, además del arrojo de escombros y desechos por parte de algunas personas que ayudan a que se incrementen los zancudos y los roedores”, explicó Jaime Andrés Pérez, habitante del conjunto.

A propósito de la referencia que hace Pérez respecto al propietario del lote, este pertenece al Hospital Cardiovascular del Niño de Cundinamarca, institución que casualmente se ubica frente al conjunto residencial, por lo cual los vecinos hacen una solicitud expresa para que esta entidad se encargue de los trabajos pertinentes para drenar las aguas estancadas.

Precisamente Periodismopublico.com dialogó con los administradores del centro hospitalario, quienes de inmediato pusieron al tanto de la situación a la Gerente Administrativa, Lilibeth Escamilla, que a su vez afirmó que el próximo lunes dialogará con este medio y con los vecinos de Cumbres I para acordar el procedimiento a seguir de cara a solucionar el impase.

Ver también:
3082
2925