La protesta se realizó en la tarde del viernes a cargo de familiares de los 9 jóvenes que fallecieron a raíz del incendio del CAI el pasado 4 de septiembre.

Los  familiares y amigos de los fallecidos  realizaron un plantón y una marcha en el municipio para exigir prontitud en los resultados de la investigación que se adelanta, y pidieron el retiro de los uniformados del CAI San Mateo.

Los participantes  marcharon hasta el CAI San Mateo donde perdieron la vida sus allegados para exigir verdad, justicia y reparación.

«Algunos dicen que los policías que se encontraban en el sitio ayudaron a evacuar a los detenidos pero es mentira, porque si eso hubiera sido verdad, créame ante Dios que ellos se hubieran salvado», dijo Viviana Morales, hermana de uno de los jóvenes fallecidos.   

Entre tanto, la hermana de Cristian Caicedo, preguntó: «¿Por qué si las personas muertas estaban bajo la protección de la ley y del Estado no hubo absolutamente ninguna medida de protección para ellos?».

Familiares de las víctimas manifestaron  que no han recibido apoyo de la Policía y que irán hasta las últimas consecuencias para que se sancione a los uniformados de la estación que, según ellos, dejaron quemar a sus familiares

Apoyo: Sistema Integrado de Información