Esta medida estaría dirigida a los propietarios de ganados por afectar los trabajos de recuperación del afluente.


Durante el recorrido para ver los avances en la recuperación del río Bogotá, la magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Nelly Yolanda Villamizar, manifestó su alivio al constatar los avances en la recuperación del río.

«El río ha cambiado enormemente, precisamente no es el caño que existió hace 12 años que yo hice la inspección» señaló Villamizar.

Esto después de que las autoridades hayan invertido $180.000 millones en la intervención hidráulica y hayan extraído 6 millones 500.000 toneladas de basuras, escombros y sedimentación, como lo señaló Néstor Franco, director de la CAR Cundinamarca.

Sin embargo, a pesar de los grandes avances por parte de la CAR y de los municipios, ahora la principal amenaza del río son los particulares, en especial las fincas de ganados. Por lo que advirtió que está «pensando en dictar una medida cautelar en donde ordeno recoger todas esas vacas y la CAR abre el sancionatorio y rematamos esas vacas».

Según la magistrada «esto es un delito ambiental y un delito en contra de la salubridad pública que atenta contra toda la humanidad y son delitos muy graves».

Recordemos que Consejo de Estado, emitió un fallo el 28 de marzo del 2014, en el que daba un plazo perentorio de máximo tres años, que se cumple en el 2017 para poner a rodar un plan de salvamento del río Bogotá y sentar las bases de su descontaminación definitiva.

Fuente: Caracol.com.co