Cerca de un mes de trabajo de comunidad y Policía de Prevención y Educación del municipio logró una nueva imagen del parque de San Mateo. Se nombraron unos padrinos quienes serán los encargados de garantizar que el lugar continúe en buen estado.


El parque principal de San Mateo paulatinamente se estaba convirtiendo en un escenario de microtráfico y consumo de alucinógenos, desplazando así a los niños y jóvenes que utilizaban el espacio para practicar deporte y jugar. Diferentes especialidades de la Policía realizaron intervención para evitar que la situación continuara.

En primer lugar, la Sijín realizó un importante trabajo para erradicar la venta de alucinógenos, de la misma manera, también se cuenta mayor acompañamiento policial para garantizar la seguridad del lugar. Posteriormente, los grupos de Prevención y Educción e Infancia y Adolescencia realizaron campañas puerta a puerta y jornadas de sensibilización de prevención de consumo y apropiación del espacio.
El alcalde municipal participó en el acto protocolario de entrega del parque a la comunidad, además extendió la invitación a los niños para que sean guardaparques y cuiden su entorno, de esta manera expresó:

“Estoy seguro que con la Policía Nacional, la fuerza civil del municipio y las voluntades de todos lograremos sacar a Soacha adelante. Ese es un ejemplo de que sí tenemos fuerza pública y es fundamental que nos sintamos amigos de la Policía para generar confianza y trabajo en equipo”.

Por su parte, William Ibáñez, jefe del grupo de Prevención y Educación de la Policía de Soacha, afirmó:

“Hoy se realiza entrega formal a la comunidad de la recuperación que se ha realizado en el parque de San Mateo, el cual se ha logrado a través de actividades preventivas y sociales en donde se han vinculado niños, jóvenes y comunidad. Por cerca de un mes se han realizado campañas, organizado frentes de seguridad, jornadas de ornato, planes requisa y se ha logrado erradicar algunos expendios”.

La Policía hace el llamado a la comunidad para que entre todos cuiden y velen por la seguridad del sector, por esa razón durante el evento protocolario de entrega del parque se nombraron padrinos del lugar. Estas personas serán las encargadas de estar pendientes del escenario para garantizar que continúe en buen y ojalá en mejor estado.

Largas jornadas de trabajo de niños y jóvenes permiten hoy contar con un parque más limpio y seguro, así lo explicó el Patrullero Edwin Cubides:

“Se rescataron zonas verdes donde los niños se recrean, se hizo actividad con policía cívica juvenil y ediles, se realizó siembra de árboles y se pintaron algunos juegos y rejas. El parque se va a seguir interviniendo, la idea es ofrecer un espacio para que las personas se alejen de las drogas y aprovechen el escenario para hacer deporte. Queremos que se vincule la comunidad para que entre todos cuidemos el parque y nos apoyen para que se pueda disfrutar de este espacio”.

Pastora Ruiz, presidenta del barrio Panorama, manifestó que le parece muy positivo el ejercicio de recuperación, pues la comunidad y la Policía han puesto de su parte para hacer el trabajo y percibe un ambiente más sano.

La invitación, además de usar y cuidar el parque es a denunciar hechos que afecten la tranquilidad y seguridad del entorno.