Aproximadamente 50 kilos de diferente tipo de pólvora como volcanes, totes, voladores, mechas, martillos y chispitas mariposas, entre otros, fueron decomisados este mañana por la Policía Nacional en diferentes operativos adelantados en cumplimiento al decreto municipal expedido por la Alcaldía de Soacha.


Según el Teniente coronel Engelbertb Grijalba, comandante operativo del departamento de Policía Cundinamarca, el decomiso obedece a “una acción coordinada con la alcaldía en apoyo a la reglamentación municipal, y a través de actividades como requisas, patrullajes y puestos de control, se logró la incautación de estos elementos que desafortunadamente han sido vendidos a personas que no tienen la condición para manipular la pólvora”.

El comandante operativo de la Policía de Cundinamarca recomendó ser responsables con el uso y manipulación de la pólvora:

“A las familias, a los padres que comprendan que la pólvora no es un elemento de uso de personas inexpertas, quien no tenga el conocimiento de cómo se maneja esta pólvora, está poniendo en riesgo la integridad y la vida de él y de quienes están cerca, entonces invitarlos a que no compren pólvora, y a quienes la venden, que lo hagan como está establecido, es decir, a personas que tengan la capacidad de transportar estos elementos con seguridad”.

Los operativos de control a la venta y distribución de pólvora buscan evitar su comercialización sin los permisos de ley y en mayor importancia, la de impedir que los cundinamarqueses resulten quemados por la manipulación de estos explosivos. Para ello, en estas festividades se adelanta el plan “cuadrante seguro, navidad segura” y en asocio con la red de cooperantes del departamento, intensificar los planes preventivos para que en Cundinamarca haya ‘cero quemados’.