Los delincuentes entraron a robar a los clientes, pero nunca se imaginaron que uno de ellos era policía. Este desenfundó su arma y evitó el robo masivo.

En imágenes quedó captado el momento cuando tres delincuentes entran a una panadería del barrio Belalcázar, sector de Teusaquillo en Bogotá, y se dirigen a las mesas de los clientes para robar celulares. Sin embargo, dentro del local estaba un policía que buscaba comprar lo del desayuno, quien el percatarse del hecho, desenfunda su arma y les apunta a los ladrones.

Despavoridos los delincuentes huyen del lugar, mientras que los clientes y empleados tratan de reaccionar, pero lo que dijeron los testigos es que los ladrones huyeron en un vehículo.

De acuerdo a información de los clientes, en un primer momento ingresa un sujeto de chaqueta roja y luego sus dos cómplices. Lo curioso de la escena es que cuando el policía les apunta a los dos ladrones que estaban frente de él y sale a perseguirlos, el sujeto de la chaqueta corre detrás en medio de la confusión y huye.

A pesar de la reacción del policía, los delincuentes alcanzaron a llevarse un celular.  Las imágenes son analizadas para tratar de dar con el paradero de los asaltantes.