Según denuncia de la Subdirectiva del Magisterio de Soacha, agentes adscritos a la Estación de Policía La Capilla, sector Cazuca de la comuna cuatro, agredieron, golpearon, maltrataron  y propinaron choques eléctricos  al docente de la Institución Educativa El Bosque, Esteban Segundo Aguilar.  

La siguiente es la denuncia pública:

La Subdirectiva del Magisterio de Soacha, filial de la Asociación de Educadores de Cundinamarca ADEC y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación FECODE,   rechaza de manera enfática  y denuncia la cruel agresión, abuso de autoridad, el uso desproporcionado e irracional de la fuerza de los agentes de policía de la Estación La Capilla (Cazuca) contra la humanidad e integridad personal del licenciado Esteban Segundo Aguilar, secretario de asuntos pedagógicos de la Subdirectiva, líder social y docente de la IE El Bosque, quien el día domingo 6 de octubre ante una falta al Código Nacional de Policía (Art. 140. Comportamientos contrarios al ciudadano e integridad al espacio público) y que él mismo reconoce, es llamado a un comparendo por dicha falta, siendo agredido de manera verbal, física y psicológica, sometimiento físico, choques con pistolas eléctricas o Taser, esposado y golpeado por cuatro agentes o patrulleros adscritos a la Estación de Policía de La Capilla.

La subdirectiva Sindical de Soacha denuncia el exceso arbitrario y desmedido de la fuerza física contra una persona que ya está bajo custodia policial y no se resiste a estar bajo esta condición; el uso reincidente de un arma “no letal” contra un docente, líder social y sindical que no estaba armado y fue sometido por varios agentes del Comando Especial de Soacha, bajo un método de aplicación excesiva de estas descargas de energía, lo cual consideramos  una forma de tortura.  Además se encuentra palmariamente demostrado que el uso de estas fue  desproporcional e irracional.

Señor Alcalde y señor comandante de Policía Juan Carlos Celis, exigimos la apertura de una investigación y sanción a los agentes implicados en el uso indebido y extremo de la fuerza precedida de medios violentos y que atentaron contra la integridad física del licenciado, líder social y sindical Esteban Segundo Aguilar.

De igual manera solicitamos la presentación de excusas públicas de los patrulleros implicados en los hechos, ya que desdicen el verdadero objeto de los deberes de las autoridades de Policía, establecidos en el mismo Código de Policía (artículo 10) con relación a promover los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como vía de solución de desacuerdos o conflictos entre particulares, y propiciar el diálogo y los acuerdos en aras de la convivencia, cuando sea viable legalmente y evitar al máximo el uso de la fuerza, y de no ser posible, limitarla al mínimo necesario (art. 11).

Llamamos a los agentes del orden y autoridad policial en general en nuestro municipio para que “promovamos el respeto, el ejercicio responsable de la libertad, la dignidad, los deberes y los derechos correlativos de la personalidad humana, y el uso de mecanismos alternativos o comunitarios para la conciliación y solución pacífica de desacuerdos entre ciudadanos. Y a la comunidad en general para que, bajo los principios de la protección de la vida, el respeto  a la dignidad y los derechos humanos, reconozcamos y promovamos la solución pacífica de las controversias y  desacuerdos de los conflictos”.

Cordialmente,

Lic. Luis Alfredo Celis Márquez (presidente Subdirectiva Sindical Soacha ADEC)

Lic. Gloria Albarracín (Secretaria General)

Foto: referencia