Según un reciente estudio de la Corporación Excelencia en la Justicia en el primer semestre del año se han registrado 166.858 casos de hurto en Bogotá, lo que ha devaluado las viviendas que se localizan a 500 metros de los sectores más peligrosos.

Bogotá es una de las ciudades en las que los ciudadanos manifiestan constantemente que se sienten inseguros sin importar la zona en la que se encuentren, y así lo demuestran las denuncias y los videos de robos que se divulgan en las redes sociales.

Según el estudio, aquellas casas que están a menos de 500 metros de los lugares donde más roban se están devaluando en 2.500 pesos por cada metro cuadrado, sin importar la localidad en la que se encuentren.

Un inmueble que esté cerca de un lugar en el que se cometan 40 delitos de este tipo puede reducir su valor en 100.000 pesos, lo que significa que para un apartamento de 100 metros cuadrados las pérdidas serían de 10 millones de pesos”, señaló Diego Torres, data Scientist de Finco.co.

Para aquellos que deseen vender sus inmuebles y vivan cerca de zonas con un porcentaje alto de robos también deberán tener en cuenta algunos aspectos positivos que pueden incrementar su valor.

“El tamaño, el precio total y por metro cuadrado, la cercanía a lugares de interés en el día a día (centros comerciales, hospitales, tiendas o farmacias) y, en general, cualquier característica que diferencia al apartamento del resto de los del mercado” son ítems que aumentará el precio, señaló el representante de Finco.co.

Fuente: Portafolio