A través de un fallo del Consejo de Estado, el Hospital Mario Gaitán Yanguas fue sancionado con el pago de una multa de más de 240 millones de pesos. La causa de ello fue negligencia médica.


De acuerdo con la sentencia, el centro hospitalario es responsable de los perjuicios ocasionados a la familia Escobar Alfonso por la muerte del menor Sebastián Felipe Escobar Alfonso, debido a negligencia médica.

Según el fallo, el 9 de julio de 2001 la señora Marisol Alfonso Camargo llegó al hospital con sus dos hijos, Sebastián Felipe Alfonso Camargo y Harold Santiago Escobar Alfonso para que fueran atendidos ya que presentaban síntomas de vómito y diarrea.

La madre informó a los médicos que pertenecía al Sisbén de Bogotá, pero éstos se limitaron únicamente a tomar los datos de Harold Santiago. El médico tratante le indicó a la señora Alfonso que no podía atender a sus hijos, pues debía acudir a un hospital de Bogotá y que si quería que fueran examinados, debía pagar 18 mil pesos.

Los médicos se negaron a dar tratamiento a los menores, por lo que la familia regresó a su hogar con el fin de conseguir el dinero necesario para trasladarse a Bogotá. El día 10 de julio, Sebastián Felipe Escobar falleció en su residencia.

Ante el fallo del Alto tribunal no hay recurso de apelación.

Fuente:opinión y salud.com