Se trata de un registro sin precedentes en el humedal Juan Amarillo o Tibabuyes. Con esta, ya son 120 especies identificadas en este cuerpo de agua, uno de los más biodiversos de la capital.

María Camila Fierro, bióloga de manejo de fauna egresada de la Universidad Nacional, decidió hacer un recorrido por el humedal Juan Amarillo o Tibabuyes, ubicado en localidad de Suba. Su objetivo era fotografiar a las especies de aves que se avistaban en el lugar, pero nunca se imaginó que haría el primer registro del falaropo tricolor en un cuerpo de agua de la ciudad.

Ese día, del pasado octubre, su acompañante sintió curiosidad por un ave con pico recto, negro y largo que nadaba dando giros sin detenerse. Inmediatamente, Fierro preparó su cámara y lente para fotografiarlo.

Se trata de un registro sin precedentes de esta especie que se encuentra en Norteamérica, al oeste de Canadá y Estados Unidos, y que inverna en el norte de Perú, Uruguay y Tierra del Fuego (provincia Argentina). 

Además de esta, hay tres registros del falaropo tricolor, también llamado pollito de mar tricolor, en los municipios aledaños a la ciudad.

Uno de ellos fue durante el Censo de Aves Migratorias Thomas Mcnisch que tuvo lugar en octubre de 2019. En este, Sergio Andrés Collazos-González, miembro del Grupo de Estudio de Aves de Facatativá (GEAF), registró una de estas aves nadando por el espejo de agua del humedal Moyano, ubicado en el municipio de Facatativá, en Cundinamarca.

Tres años antes de este registro, también fue vista en la laguna de Chisacá, en el páramo de Sumapaz. Los extranjeros Rob Williams y Paul Berrigan reportaron este avistamiento.

En noviembre de 2014, Roger Ahlman, guía de aves sueco que vive en Ecuador, registró a esta especie en el humedal La Florida, cercano a Bogotá, en una de sus visitas al país. 

Fuente: Sostenibilidad.semana.com