Muchos habitantes de Soacha quedaron extrañados por qué el año pasado no se realizó el festival del Sol y de la Luna como tradicionalmente se venía haciendo; las críticas no se hicieron esperar y los artistas manifestaron abiertamente su inconformismo frente a la situación.


perro-1.jpgHoy, casi dos meses después del mencionado festival, la directora de cultura Eris Maritza Díaz, explicó a periodismopublico.com las razones por las cuales esta gran fiesta municipal fue modificada.

Indudablemente Soacha es un municipio con gran riqueza cultural, por esa razón desde la Secretaría de Cultura se propuso transformar el conocido festival del “Sol y la Luna”. De un espacio en donde gran parte de los invitados no eran artistas del municipio y que para un círculo cerrado de artistas soachunos se convertía en una oportunidad económica; se pasó a un espacio de participación e inclusión de la comunidad cultural. Desde esta perspectiva no era vista la acción, pues sólo hasta el pasado 28 de enero los artistas del municipio entablaron un diálogo con la directora de la Secretaría de cultura, en donde fueron informados de las propuestas y nueva filosofía de la entidad.

Se propuso que para el festival y todas las gestiones que realice la Secretaría de Cultura, las diferentes manifestaciones culturales, incluso aquellas que tienen poca trayectoria sean apoyadas; para ello se utilizó la metodología de concursos abiertos de música, canto folclórico y popular, teatro y danza folclórica. Los participantes se dividieron en categorías:

-Infantil
-14 años y más
-Adultos mayores
-Y por primera vez, buscando la total inclusión de la comunidad y siguiendo los intereses de la administración municipal, se presentó la categoría de personas con discapacidad. Cabe anotar que sólo se presentó una participante: una niña.

De este concurso hay ganadores, pero aún no se ha hecho la ceremonia de premiación, esta se realizará junto a la entrega oficial de las adquisiciones que realizó la administración municipal para la Secretaría de cultura.

“Hacer de Soacha una “vitrina” que muestre el talento de los artistas. Una escuela que permita aprender manejo de tarimas y público, quien es el que finalmente juzgará si el artista cumple con su objetivo y posibilitando así su mejoramiento, reconocimiento y cualificación entre la comunidad”. En palabras de Maritza Díaz, lo anterior es uno de los objetivos que la administración municipal, a través de la Secretaría de Cultura, busca lograr.

Muchos artistas que esperaban contrataciones durante el festival se sintieron afectados, sin embargo la intención de la Secretaría de Cultura, en realidad fue beneficiarlos, así lo explicaron en la pasada reunión. A los gestores culturales se les explicó que los recursos con los que normalmente se hacen grandes fiestas, fueron invertidos en cosas tangibles que sirven para fortalecer procesos culturales y escuelas artísticas del municipio. “Las escuelas tendrán lo que se merecen para hacer un buen trabajo, con altura, categoría y el debido respeto como profesionales que son los artistas del municipio” afirmó la funcionaria.

Dentro de las mencionadas adquisiciones se encuentra:

-Una tarima modular de 9 x 12 mts, para no tener que alquilarla en diferentes eventos artísticos que se realizan, los artistas podrán practicar aquí manejo de escenario y se ahorrará un dinero evitando el alquiler de tarimas.
-Equipos técnicos de sonido.
-Vestuario para danza folclórica.
-Uniformes de gala para la banda municipal, que ya es una nueva escuela de formación.
-Instrumentos musicales, pues muchos niños y jóvenes deseosos de aprender un arte musical, no podían ya que no contaban con el instrumento.
-Adecuación de salón de ballet.
-Sillas, mobiliario, tableros.
-Material para carnetizar a los más de 1638 beneficiados de los programas de la Casa de la Cultura.
-Quedan pendientes (pero ya está confirmada su compra) materiales para la escuela de arte plástica y tableros pentagramados.

Desde ya se busca que el trabajo cultural se fortalezca para mostrarlo a la comunidad en el Festival Sol y Luna 2010, un festival que no sea improvisado ni invadido por talento de otros lugares del país.

Quedan muchas cosas por hacer, por ahora la directora nos adelanta un trabajo fuerte con embajadas de diferentes países para que en Soacha se conozca cultura de otros países y se refuerce la propia. Gestiones con bibliotecas, nuevas adquisiciones, zonal de teatro, trabajo con la Gobernación… muchos proyectos nuevos e incluyentes confirmarán el lema que en “Soacha se respira cultura”.