Ante las quejas de representantes de los gremios de taxistas que operan en el aeropuerto El Dorado, la Secretaría Distrital de Gobierno y la Secretaría Distrital de Movilidad realizaron una mesa de trabajo con el gremio transportador, OPAIN, la Policía de Tránsito y la Policía Metropolitana de Bogotá para hacer claridad en algunos aspectos y analizar las inconformidades.


Luego de los reclamos de algunos taxistas por posibles excesos en las tarifas del servicio en el aeropuerto, la Secretaria de Movilidad, Ana Luisa Flechas, advirtió que el Decreto de tarifas se encuentra vigente, por lo cual los prestadores del servicio taxi deben ceñirse a lo marcado por sus taxímetros para el respectivo cobro (incluyendo los recargos de ley: tarifa extra hacia y desde el aeropuerto, horario nocturno y días festivos).

La Secretaria de Movilidad también se comprometió a impartir las instrucciones necesarias para el libre acceso de taxis hacia el Aeropuerto, de acuerdo con la normatividad vigente. Así mismo, solicitará al Ministerio de Transporte y a la Superintendencia de Puertos y Transporte aclarar el alcance del Convenio firmado con OPAIN en lo concerniente con la movilidad y el transporte público individual de pasajeros.

Ante los cuestionamientos sobre el riesgo en la seguridad de los usuarios de taxi, el Subsecretario de Seguridad y Convivencia, Edgar Ardila, manifestó: “El Disrito cuenta con una experiencia consolidada en la garantía de la seguridad del servicio de taxis y la va aplicar en el aeropuerto El Dorado”

En este sentido, los representantes del gremio de los taxistas asumieron su responsabilidad en la seguridad de la prestación del servicio.

El Subsecretario aclaró que los compromisos asumidos por la Administración Distrital se implementaran gradualmente en la medida que se aclare el alcance del convenio de concesión firmado con OPAIN.