El certamen convocó a campesinos y agricultores de la zona rural de varios municipios, quienes aprovecharon la oportunidad para comercializar personalmente sus productos a un precio justo y razonable.


El evento fue una iniciativa liderada por la Dirección de Desarrollo Económico de la Secretaría de Planeación, en conjunto con el Programa de Apoyo a Unidades Productivas de la Secretaría para el Desarrollo Social, en el cual participaron aproximadamente 35 personas y en donde se buscó ofrecer a los participantes la posibilidad de interactuar de manera directa con el consumidor, ofreciéndoles alimentos ciento por ciento naturales traídos directamente del campo.

“Este fue un experimento que afortunadamente salió muy bien, la gente ha apoyado la agricultura de Soacha y han comprado los productos que aquí se generan con altos estándares de calidad y a muy bajo costo. Se están ofreciendo entre otros, hortalizas, fresa, plátano, carne y algunos alimentos orgánicos como huevos y legumbres (cuyo auge es muy importante en nuestra ciudad). Contamos con la presencia de habitantes de las veredas Hungría, San Jorge, Fusungá y otras más de la zona rural, junto a los integrantes del proyecto de Agricultura urbana en cada comuna, sin dejar atrás la participación de las delegaciones de Viotá, Granada, La Mesa, Sibaté y otros municipios cercanos”, explicó María Victoria Herrera, Secretaría para el Desarrollo Social.

Precisamente uno de los objetivos de la actividad fue promover el desarrollo rural de Soacha permitiendo que los campesinos asumieran el rol de comerciantes para que vendieran sus cosechas a un precio módico y sin intermediarios, como una forma de contribuir a surtir la canasta familiar de todos los soachunos.

Los participantes

“Estamos ofreciendo lechuga, apio, pollo, remolacha y zanahoria a fin de dar a conocer este trabajo y buscar una fuente de progreso e ingresos. Es muy bueno que tengan en cuenta al campesino y le generen este tipo de oportunidades, ha sido un balance óptimo a pesar de que se hace por primera vez y la idea es abarcar nuevos mercados”, afirmó Ana Lucía Páez, habitante de la vereda Alto del Cabra en el corregimiento uno.

“Traemos productos económicos y de buena calidad para que la gente los adquiera y nos colaboren en este proyecto. Pertenecemos hace tres años al mercado campesino y nos llegó una invitación para acudir a este evento, del cual esperamos poder obtener muy buenos resultados y que los compradores se inclinen por esta opción totalmente natural”, señaló Miguel Cubillos, comerciante del municipio de Granada.

“Esto es algo muy bueno y nos gustaría que siguieran realizando mercados campesinos para poder participar y ayudarnos unos a otros. El público tiene a su disposición aguacate, mora, mandarina, limón, plátano y banano, todo cultivado en finca bajo el clima tropical para que todos los asistentes lo disfruten”, agregó Héctor Castillo, agricultor de Viotá.

Se espera que antes de finalizar este año se realicen otras dos ferias con el propósito de difundir el trabajo del campo en todo el municipio y seguir fortaleciendo las unidades productivas de los agricultores.