Padres de familia y estudiantes de patinaje manifiestan su inconformidad por el actual estado de abandono de la malla que proteje la pista de patinaje del polideportivo La Arenosa en Compartir, argumentan que se han generado accidentes debido al detrimento de la cerca.


La pista de patinaje de La Arenosa fue inaugurada en el año 2003, desde entonces han sido pocas las intervenciones de mantenimiento que se han realizado en la malla que cubre la pista, por eso quienes la utilizan manifiestan que ninguna administración ha hecho algo para mejorar el estado de la misma.
Julián Rodríguez, padre de uno de los estudiantes de patinaje, manifestó su preocupación:

“Con las antiguas administraciones hemos tratado de gestionar la adecuación de la pista, pues los niños están en riesgo inminente de resultar lastimados con las mismas mallas de protección, hecho que infortunadamente ya ha ocurrido en algunas ocasiones. Lo delicado es que nunca nos han escuchado a pesar de entregar derechos de petición y hablar directamente con los responsables de su mantenimiento”.

Flor Mendel, madre de uno de los estudiantes, relató uno de los inconvenientes ocurridos debido al estado de la malla:

“El año pasado durante una de las prácticas de patinaje, al tropezar y enredarse en la malla, una de las alumnas se hizo una herida profunda en un dedo de la mano, fue necesario llevarla de inmediato a un centro de atención, porque la herida al parecer era considerable”, contó.

Por su parte, Manuel Higuera, actual administrador del polideportivo respondió:

“Estamos trabajando en la reconstrucción y en recuperar espacios perdidos, uno de esos espacios es la pista de patinaje, específicamente el enmallado que la cubre, el cual se encuentra deteriorado. Sin embargo estamos golpeando en la alcaldía y haciendo gestiones personales con entidades privadas para recuperarlo; en este momento contamos con la soldadura, aunque nos falta la malla para poder ultimar el proceso”, concluyó.

Por otra parte, una petición de los padres de familia a la administración municipal es el incremento del apoyo para la escuela de patinaje, ya que los patinadores de Soacha tienen un potencial significativo. Sin embargo, por falta de ayuda, los mejores optan por competir en otras regiones como Bogotá y Tolima, donde les ofrecen garantías necesarias para surgir dentro del deporte.

Para finalizar, Julián Rodríguez, como profesor ocasional de patinaje, argumentó:

“Esperamos que en algún momento Soacha tenga la posibilidad de hacer una pista ideal para la práctica del patinaje, en la cual los chicos puedan extraer su potencial y conjuntamente podamos ofrecerles mejores oportunidades en este aspecto”.