Por tercera ocasión la Brigada XIII frustró un intento aparentemente de las FARC por retomar antiguos dominios en el sur oriente de Cundinamarca; querían sentar bases en zona rural de los municipios de Venecia y Cabrera, de acuerdo a informes de inteligencia del cuerpo uniformado.


Los uniformados ubicaron una comisión subversiva tras lo cual se desató un combate en el sitio conocido como Piedras Blancas, zona rural del primero de los municipios mencionados.

En esas acciones murió un presunto guerrillero al tiempo que fueron incautadas 16 granadas calibre 40 mm, un lanzagranadas de igual calibre, tres minas anti personas y un equipos de campaña.

Alias “Guillermo” del frente 51 de las Farc comandaba el grupo terrorista de acuerdo a los datos recogidos por inteligencia; también pudieron establecer que el propósito de los irregulares era tomarse a Venecia y adelantar cobros de extorsiones a comerciantes y empresarios de la zona.

Se conoció que la Décima tercera Brigada permanecerá en esa área y que adelantará operaciones militares sostenidas a fin de evitar el ingreso de la guerrilla.