En los últimos tres años se calcula que más de 1500 militares han sido víctimas de las denominadas «minas quiebrapatas».


En los talleres del Batallón de Intendencia Número uno «Las Juanas», luego de 3 años de estudios e investigaciones, se desarrolló un calzado con propiedades especiales que le brindan mayor resistencia ante la explosión de minas antipersonales. Brindarles más protección a los soldados colombianos en el campo de batalla, es el propósito de la bota antiminas diseñada y producida con talento 100% nacional.

Explica el teniente Efraín Alfonso Quiroga perteneciente al taller «Las Juanas» del Batallón militar, que ante el incremento del uso indiscriminado de artefactos explosivos improvisados por parte de los grupos terroristas, el Ejército Nacional implementó en su Programa de Ciencia y Tecnología, desarrollando e investigando materiales capaces de soportar las ondas explosivas y acumulación de gases producidos por las minas antipersonales, así como protección balística a los pies de los combatientes.

“Evita la mutilación del pie como primera instancia, reduce considerablemente las laceraciones y afectaciones por la metralla del explosivo y aumenta las probabilidades de sobrevivir”, reveló el Teniente Quiroga.

Aunque la bota antiminas se encuentra en periodo experimental, se espera que muy pronto sea calzada por todos los soldados del Ejército Nacional, con el fin de preservar su vida e integridad personal.