Para el dirigente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café, Fernando Gómez Chica, “así no lo admita la Federación Nacional de Cafeteros, la reducción de la producción el último año es de un 70 por ciento debido a factores climáticos”.


En su consideración, los principales factores que han influido en ello han sido las intensas lluvias que se registran desde 2010, así como el intenso verano que de hace más de tres meses “secó los frutos de café y no han permitido una recuperación total del sector”, dijo.
Por ello, varios representantes de la cadena productiva del café en el país, confirmaron que el año cafetero que comenzó ayer “está antecedido por el periodo más difícil de los últimos cincuenta años, resultado de los cambios climáticos y de la falta de políticas claras del Gobierno Nacional”.

Adicional a ello, el dirigente gremial explicó que en la actualidad no hay una política de apoyo del Gobierno Nacional que se acerque a las verdaderas dimensiones que trae la crisis de los productores de café.
Según añadió, en los dos años recientes “perdimos cerca de un billón de pesos y la producción se redujo en ocho millones de sacos de café”.
Para Gómez Chica, es cada 1º de octubre cuando se da inicio al año cafetero pero que evaluando las actuales condiciones, “el sector no presenta las mejores por el efecto del verano de meses recientes que aumentó las plagas y enfermedades en los cafetales, lo que además redujo la calidad”.

Por ello, no dudó en criticar nuevamente que en el país este año se han importado un millón de sacos de mercados de Perú y Ecuador, sin que se les brinde mayores garantías a los empresarios del sector.
De otro lado, es de recordar que hace pocos días el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría confirmó que el ajuste a la contribución cafetera “no va en la reforma tributaria que presentará la próxima semana el Gobierno Nacional al Congreso de la República”.

Fuente: Nuevosiglo.com