Ante el incremento del consumo de pescado y carnes para preparaciones especiales durante la Semana Santa, las autoridades municipales vienen desarrollando controles respectivos a los establecimientos, para evitar riesgos en la salud de los consumidores. Ya se han realizado los primeros decomisos de productos cárnicos.


La Secretaría de Salud de Soacha intensifica sus labores de vigilancia en los establecimientos dedicados a la comercialización de productos cárnicos por la temporada de Semana Santa. La inspección inicia tomando la temperatura de los productos, luego se verifica el estado general de la carne, pollo, pescados y mariscos, finaliza con el decomiso y desnaturalización de los mismos, sino cumplen con las medidas higiénico sanitarias.

En un primer operativo a través del equipo de Saneamiento Ambiental, se intervinieron carnicerías y establecimientos de grandes superficies de la comuna dos, con el objetivo de velar por la salud pública de los soachunos en la Semana Mayor para evitar intoxicaciones masivas.

Haidy Cantor, técnico de la Dirección de Salud Pública entregó un balance de esta jornada: “Se hizo la verificación en establecimientos constituidos en la comuna dos, alcanzando a verificar 15 establecimientos que su razón principal es el expendio y comercialización de productos cárnicos, productos de pesca y en algunos casos embutidos”. Agregó que los resultados en este operativo fueron positivos, pues “esta actividad nos ayuda a garantizar la salud pública de la comunidad”.

Como resultado de esta primera jornada, se obtuvo el decomiso de 30 kilos entre pollo y carne, 28,6 kilos de productos de pesca, y 14 kilos de alimentos procesados. De forma sorpresiva durante esta semana se continuarán realizando operativos por las diferentes comunas del municipio.

Es importante recordar que en días pasados, el secretario de Salud, Reyes Murillo Higuera, dio a conocer características importantes para el consumo de pescado en Semana Santa:

“Comprar en establecimientos reconocidos que brinden confianza y cumplan con los requisitos higiénico sanitarios. Por otro lado, se deben revisar las condiciones del pescado identificando que los ojos sean brillantes y saltones, la carne debe ser elástica tomando rápidamente su forma al presionarla, las escamas deben estar adheridas a la piel y las agallas deben ser rojas vivas y brillantes. También, verificar al momento de la compra que las personas que comercializan este producto cumplan con la indumentaria necesaria como guantes y tapabocas”, indicó el funcionario.