Pasadas las 9:00 p.m. del jueves,  un grupo de jóvenes de las etapas 3 y 4 se enfrentaron con palos, piedras y armas contundentes. Policía no quiso hablar.

Cuentan los vecinos que un grupo de jóvenes invadió una de las torres del conjunto Torrentes, motivo que desató los enfrentamientos.

“En las etapas 3 y 4 se formó tremendo disturbio, al parecer enfrentamientos entre pandillas. Rompen vidrios, salen con machetes y palos, y la policía dormida como siempre,  apenas llegó hacia las 10:30 p.m.”, relató una vecina de la etapa uno.

“Los de una etapa se metieron a la otra y comenzaron a pelear; rompieron bloques para armarse con pedazos de ladrillo y piedras, y lanzarse entre ellos, incluso rompieron una portería”, añadió un residente de Torrentes.

“La batalla campal”, se prolongó hasta la avenida que divide Torrentes de Parque Campestre, motivo que generó preocupación entre los vecinos. “Terrible Dios mío, uno no entiende cómo en cuarentena y estos muchachos arman tremendo lío, y lo delicado es que la gente de mirona sale herida”, relató una vecina de la etapa dos.

Dicen los residentes que la Policía apenas llegó pasadas las 10:00 p.m., pero que una vez se retiraron los uniformados, algunos reductos de los grupos volvieron a enfrentarse.

Periodismo Público acudió a la Policía para conocer la versión oficial, pero no obtuvo respuesta. Ni en el comando de Soacha ni en el Coest quisieron dar un balance de los hechos, lo que indica que sólo existe la versión de la comunidad porque las autoridades se negaron a hablar del tema.

Muy temprano de este  viernes un residente de Torrentes informó que a esta hora la situación es normal, pero que anoche hubo heridos, vidrios rotos y fachadas averiadas.

Por: Ricardo G.