Ligia Becerra es un ama de casa de la comuna 6 de Soacha que antes de la pandemia pagaba 20 mil pesos mensuales, hoy paga 50 mil.

 Pero el anterior es un pequeño ejemplo del atropello que la empresa que presta el servicio de Gas Natural viene cometiendo con los usuarios, porque en el caso de los locales comerciales es un verdadero abuso.

En Bogotá, por ejemplo, un comerciante denunció que antes de pandemia el recibo del gas le llegaba por un millón de pesos, “pero ahora nos llega por 25 millones de pesos. Hemos presentado varios derechos de petición y nadie nos soluciona”, dijo su propietario.

La Superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, afirmó que “Vanti y otras 17 empresas son parte de investigaciones administrativas iniciadas desde el año pasado por presuntas irregularidades en la aplicación de facturación por promedio, consumos estimados y uso del medidor, así como la toma de decisiones que iban en contra del usuario y a favor de la empresa”.

La apertura de las investigaciones se hizo por no haber acatado las regulaciones del Gobierno Nacional en época de pandemia. Vanti y otras tres filiales tienen investigaciones en curso y debe respetarse el debido proceso”, aseguró la Superintendente.

La funcionaria dijo que lo más seguro es que los procesos terminen en una decisión administrativa, en un pago por el incumplimiento de las regulaciones, no solo en pandemia sino a nivel general.  De igual manera, aseguró que el pasado viernes 05 de marzo requirieron a Vanti por el incremento en las quejas recibidas en lo corrido de este año. Estas quejas se dan, además de las altas cifras de facturación, por el aumento de los cortes debido a la no presentación del certificado de conformidad con la revisión periódica.

Finalmente, la superintendente dijo que si el usuario considera que hay atropello por parte de la empresa o no está de acuerdo con lo estipulado, “debe poner una queja en Vanti. Si no se logra comunicar o no le dan respuesta, debe dirigirse a la Superintendencia y esta la redirecciona a la entidad prestadora de servicios”. Esto debido a que “si hay un valor en disputa por parte del usuario, la empresa no puede cortar el servicio. Es algo que todas las empresas deben respetar”, puntualizó.

En últimas lo que dijo la funcionaria es que el usuario debe poner la queja y comunicar a la Superintendencia sobre la irregularidad, la cual se puede transmitir por la página web de la entidad. La idea es tener insumos para continuar las investigaciones en contra de Vanti y poder tomar decisiones.

Entrevista concedida a W radio