Teniendo en cuenta la cantidad de preguntas y comentarios que nos han dejado en redes sociales respecto a la noticia denominada “cambios en facturación del servicio de aseo”, publicada en días anteriores, decidimos darnos a la tarea de investigar cómo está discriminada la tarifa de este servicio, para aclarar las dudas más frecuentes de los habitantes de nuestro municipio.

La factura que recibimos cada mes en nuestra casa por concepto de servicio de aseo incluye la recogida, el transporte y la adecuada disposición final de los residuos domiciliarios en el Relleno Sanitario Nuevo Mondoñedo ubicado en el municipio de Bojacá, a 20 kilómetros de la salida de Soacha, traslado que toma una hora y media en un vehículo compactador especializado, tripulado por un conductor y dos operarios de recolección, esto sin contar el tiempo de recorrido en cada sector donde se presta el servicio.

También este valor incluye el barrido, limpieza y lavado de vías, y el corte de césped y poda de árboles de las zonas verdes del espacio público, y la instalación y mantenimiento de cestas papeleras. Hay que tener en cuenta que, pese a que cerca a su casa no exista un parque, una plaza pública o una vía principal, en el cobro va incluido este rubro, ya que como habitantes de la ciudad todos hacemos uso de estos lugares, ya sea en nuestros desplazamientos diarios o en momentos de esparcimiento. Para el caso de sectores en los cuales las vías no se han pavimentado o adoquinado, la tarifa incluye el servicio denominado “despápele”, que es la acción de recoger los residuos como empaques, papeles pequeños, y hojas que se encuentran tirados en las calles, una labor compleja teniendo en cuenta que en estas áreas cuando llueve el trabajo se hace más complejo, ya que los residuos se entierran y deben ser sacados con herramientas e incluso a mano.   

En el cobro por el servicio de aseo también se incluyen valores de comercialización y servicios administrativos, así como el desarrollo de campañas de educación y protección ambiental, como siembras, actividades de formación encaminadas a sensibilizar al ciudadano en temas como separación de residuos y cuidado del planeta. Adicionalmente, se destina un valor para organizaciones de recicladores y otro para proyectos de aprovechamiento (reciclaje), rubro que administra la Alcaldía de Soacha.

Es de destacar que, en nuestro municipio, la empresa Urbaser Soacha E.S.P. de capital público y privado, es quien tiene la responsabilidad de prestar este servicio, y actualmente tiene contratadas con todas las prestaciones legales a más de 350 personas entre operarios y personal administrativo, en su gran mayoría habitantes del área de influencia, quienes junto a sus familias derivan su sustento del trabajo generado por esta compañía. En 2020 Urbaser entregó por dividendos a la administración municipal más de 1100 millones de pesos y este año seguramente la cifra alcanzará los 1600. En otras ciudades estos valores se han destinado para subsidiar la tarifa a los ciudadanos.

Para concluir, hicimos el ejercicio de calcular el valor diario por la prestación del servicio de aseo actual, tomando como referencia la tarifa estrato 1, que es de $19.303, luego de dividir este valor por los 30 días que en promedio tiene un mes, la conclusión es que estaríamos pagando $643 diarios por todos los servicios mencionados. Al mismo tiempo tratamos de estimar un valor diario por cada servicio, con lo cual determinamos que por recolección y transporte se deben estar cobrando cerca de $250 al igual que por el servicio de barrido y despápele, mientras que por limpieza urbana (corte de césped, poda, mantenimiento e instalación de cestas y lavado de áreas públicas) se deben estar cancelando alrededor $32, y por pago destinado para proyectos de aprovechamiento y organizaciones de recicladores se deben estar recaudando cerca de $100 entre ambos conceptos, siendo estos los valores más representativos.

Es importante hacer claridad que el cobro de este servicio y sus componentes están regulados por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento a nivel nacional, y su prestación es vigilada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, y de no hacerse según los lineamientos establecidos, la empresa prestadora podría ser sancionada.

Como ciudadanos debemos ser conscientes todo lo que sucedería si no existiera la prestación del servicio de aseo, y somos los primeros responsables de cuidar las calles, mantenerlas limpias, reciclar, separar los residuos originados en nuestro hogar y disponerlos en los horarios, lugares y frecuencias en que pasa el vehículo recolector, para evitar la aglomeración de basuras y por ende la propagación de insectos, roedores y otros factores que pueden afectar nuestra integridad, el entorno y la salud publica en general.

Publireportaje