Aunque hace poco el municipio adquirió un moderno vehículo para dotar al Cuerpo Oficial de Bomberos de Soacha, fue poco el tiempo que este automotor estuvo el servicio para atender emergencias, pues en los últimos días tuvo que ser recogido para ser llevado a mantenimiento, debido a las fallas que presentó en sólo mes y medio de uso.


No obstante, la nueva y moderna maquina no es la única que se encuentra fuera de servicio, pues de cinco vehículos que tienen a sus disposición los bomberos de Soacha, sólo dos están funcionando debido a que los otros tres fueron enviados al taller. Sin embargo, debido a la demora en los trámites jurídicos y legales que se deben hacer para contratar el mantenimiento, no se ha podido realizar este trabajo, algo que si bien no ha generado traumatismos para la atención de emergencias y la realización de las labores bomberiles, sí ha causado malestar entre la ciudadanía por el hecho de que en algunos casos se ha tenido que recurrir a los bomberos de Bogotá para atender la totalidad de las situaciones que se han presentado.

“Lo que sucede es que tenemos algunos vehículos de bomberos dañados en el taller, que están previstos para mantenimiento preventivo y correctivo. Hoy tenemos un solo vehículo rodando en la calle, pues los otros vehículos no se han mandado a reparar porque hay un tema que tiene que darse, como lo es el contrato de mantenimiento para los vehículos de bomberos. Sin embargo, para salir un poco avante en ese tema compramos un vehículo de bomberos nuevo, que entregamos al Cuerpo Oficial de Bomberos de Soacha, aun así tuvo algunos problemas frente al manejo que se le dio, es decir que dos meses de trabajo desgastaron su funcionamiento, por lo que también tuvo que ser enviado a mantenimiento”, explicó el Secretario de Gobierno de Soacha, Óscar Giovanny Ramírez.

Para el caso del vehículo que se compró recientemente, el Secretario de Gobierno aseguró que la garantía dada por el fabricante es por dos años y el mantenimiento se realiza por cada 6000 kilómetros. En ese sentido, el funcionario manifestó que hay dos posibilidades: que el vehículo sea reparado o que se entregue uno nuevo como parte de la garantía. Por otra parte, Ramírez indicó que se solicitará a los bomberos de Bogotá una capacitación para sus pares de Soacha, con el objetivo de hacer un ‘reentrenamiento’ frente a la conducción de este tipo de vehículos, los cuales son completamente digitales y requieren de personas expertas e idóneas para su manejo. Lo que se busca con esto es un mejor manejo y un mejor desempeño de los bomberos a la hora de conducir la maquinaria.

A pesar de lo anterior, todavía no es clara la causa por la cual se dañó el vehículo, por eso el Secretario de Gobierno dijo que la expectativa es que en las pruebas de laboratorio se determine si el problema fue del conductor que manipulaba la maquinaria, si se trató de una falla estructural, o si fue defecto de fabricación. Precisamente esta semana se entregará el diagnóstico para saber con exactitud qué sucedió. Vale la pena decir que la garantía está vigente y que el fabricante debe responder por ello:

“Hay que darle un parte de tranquilidad a la ciudadanía, porque los recursos públicos están protegidos gracias a las garantías con que contamos. Tenemos habilitada la camioneta Dimax y esta semana entró en funcionamiento la International (máquina extintora e incendios). Según tengo entendido, la Secretaría General ya adjudicó el contrato de mantenimiento, dado que es esta dependencia la responsable de ese tema. Si ya se adjudicó el contrato vamos a poder reparar todos los vehículos de bomberos”, agregó el Secretario Ramírez.

Periodismo Público dialogó con algunos integrantes del cuerpo de bomberos de Soacha, quienes efectivamente confirmaron que los vehículos están parados debido a un mantenimiento preventivo que se debe realizar. Ellos expresaron que en este momento tienen en funcionamiento sólo dos máquinas extintoras de incendios, y que fue por su propia cuenta que se solicitó la revisión por medio de la garantía. Los vehículos que están funcionando son la Interntional y la Dimax, con las cuales se han atendido los casos que se han presentado en los últimos días.

Lo claro es que hasta el momento se han presentado varios inconvenientes en la Secretaría General, que no han permitido adjudicar los contratos de mantenimiento.

Apoyo de Bogotá

Ante la situación, la Secretaría de Gobierno activó un plan de contingencia con el apoyo de los bomberos de Bogotá, quienes están dispuestos a apoyar al municipio si se llegan a presentar emergencias de gran envergadura, es decir, incendios tipo II o tipo III, que superen la capacidad de respuesta que actualmente tienen los bomberos oficiales de Soacha. Ya para la atención de incendios pequeños y estructurales, con los elementos que hay en este momento los bomberos tienen toda la capacidad de responder. De todos modos, el apoyo de la capital está previsto para cualquier tipo de emergencias.

Un ejemplo de lo anterior es el más reciente incendio que se presentó en la zona industrial de Cazucá, que fue una emergencia que estaba más cerca de la localidad de Bosa que de Soacha, por lo cual, de acuerdo a su magnitud, hubo la necesidad de pedir apoyo a los bomberos del Distrito.

Inconformidad en la ciudadanía

Pero aunque la situación no es tan grave como podría pensarse, varios habitantes del municipio expresaron su malestar por esta situación, teniendo en cuenta que de una u otra manera se está dependiendo de Bogotá, y que hasta ahora no ha habido un pronunciamiento oficial por parte de la Secretaria General del municipio, Zulma Casas, pues incluso tampoco fue posible que ella dialogara con este medio de comunicación porque canceló una cita prevista para hablar del tema.

“Pues esas dificultades que presentan los bomberos del municipio de Soacha no son nuevas, últimamente se han visto muchos inconvenientes con el mantenimiento de equipos, maquinaria e instalaciones. Pienso que el ente encargado de estos temas debería pronunciarse al respecto, ya que muchas veces resulta más difícil depender de los bomberos de Bogotá”, indicó David Sabogal, habitante de Soacha.

“En realidad es un descuido enorme, pues se pone en riesgo la seguridad de la comunidad y la adecuada atención de una emergencia de alto grado. Hay que tener en cuenta una cosa, si bien pudo haber sido un error de la anterior secretaria, ¿cómo es posible que la actual funcionaria no haya solucionado aún esas fallas, después del tiempo que ha pasado?”, agregó Jessica Carrillo, residente del municipio.

“Es lamentable la situación en que se encuentran los bomberos de nuestro municipio, con un parque automotor que no está a su disposición para prestar sus servicios. Si se llega a presentar un incendio o algo más grave, como por ejemplo un terremoto, no contaríamos con su ayuda porque no hay cómo responderle a la comunidad, pues al parecer no hay en la Administración un ente que se encargue de entregar los implementos y la maquinaria necesaria para que los bomberos presten su servicio. También está el tema de su ubicación, pues tengo entendido que su traslado a Bosques de Zapán era provisional, mientras se construía una nueva estación de bomberos. Se podría decir que en este momento nos encontramos sin el servicio oficial de los bomberos de Soacha, ¿tendremos que esperar a que suceda una tragedia para que se le dé importancia a este tema, como pasa en la mayoría de los casos?”, concluyó Carolina Ramírez, vecina del centro de Soacha.

Hay que tener en cuenta que el tema de la maquinaria de bomberos viene desde la anterior Secretaria General, Omaira Vargas, y quien tuvo que asumir este inconveniente fue la actual titular de esta cartera. Sin embargo, se desconoce la versión de esta funcionaria.