La discusión del proyecto de acuerdo No. 12 y su aprobación sin las facultades que pidió el alcalde con el fin de realizar los ajustes y traslados presupuestales requeridos para dar cumplimiento al mismo, dejó ver el inconformismo de algunos concejales frente al ejecutivo municipal.


El acuerdo fue aprobado por la plenaria pero el artículo 5 sólo fue respaldado por ocho concejales y once optaron por la negativa, argumentando que la Administración debe presentar otro proyecto de acuerdo en el caso que se cree la necesidad de realizar ajustes presupuestales para la ejecución de la obra.

Muchos comentan, pero no lo sostienen públicamente, que la negativa de aprobar el proyecto tal y como lo presentó el alcalde, obedece al inconformismo de algunos concejales al considerar que el mandatario no les ha cumplido con los compromisos pactados.

vendedores-2-2.jpgEn cambio quienes sí sostienen que fue un error no haber aprobado las facultades son los ocho que votaron positivamente. Fidel Torres Tovar, ponente del proyecto aseguró que “es una traba innecesaria la que se ha presentado y seguramente puede causar problemas en cuanto a la fecha prevista para la inauguración del parque Bicentenario”.

El ponente considera que se debieron haber aprobado dichas facultades para que los industriales actuaran con mayor tranquilidad. “Ocho concejales confiamos en el gobierno y ahora creemos que eso dilata las cosas. Es posible que la fecha de inauguración se corra porque si el municipio requiere aportar presupuestamente para la construcción del parque, será necesario pasar un nuevo proyecto y volver a hacer todo el trámite”, explicó.

Torres Tovar habló de las bondades del nuevo parque para el municipio de Soacha y dijo que la idea es convertirlo en un sitio turístico a nivel nacional e internacional.

Pero independientemente de lo que se aprobó en el concejo, la construcción del Parque Bicentenario tendrá que hacerse en menos de cuatro meses debido a que existe un compromiso por parte de un grupo de industriales de entregarlo en octubre próximo. El proyecto es una iniciativa privada en la cual al Municipio sólo le corresponde aportar el lote de terreno, maquinaria y mano de obra, encontrándose en gestión por el Comité Cívico AD-HOC, las disponibilidades de los recursos privados de diseños y construcción.

El parque se construirá al lado del complejo administrativo de Terreros, en la comuna cinco, tendrá un área de 3.576,45 m2 y contará con el asta más alta del país para ubicar la bandera nacional, la cual medirá 28 metros aproximadamente.

En el archivo adjunto conozca el acuerdo No. 12, aprobado el martes anterior por la Corporación municipal, el cual generó algunas diferencias entre los cabildantes.