El dato lo reveló la Secretaría de Movilidad del Distrito, entidad que aseguró que solo reparar los semáforos cuesta $1.200 millones.

Los actos vandálicos durante las protestas dañaron semáforos, módulos, postes, señales, dispositivos sonoros, cámaras y soportes de fijación, entre otros, cuya reparación cuesta alrededor de 6.900 millones de pesos, sin contar la infraestructura de Transmilenio.  

De acuerdo a la Secretaría de Movilidad, sólo el mobiliario semafórico cuesta 1.200 millones de pesos su reparación, mientras que los restantes $5.700 millones son para volver a poner en funcionamiento las cámaras de seguridad vandalizadas y otros elementos.

El informe dice que durante las protestas se han vandalizado alrededor de 180 intersecciones semaforizadas, en sectores como Usme, Suba, Ciudad Bolívar, Bosa, centro, las Américas, Teusaquillo y Chapinero.  

Los daños en los semáforos han dejado a muchos de estos aparatos sin funcionamiento, por lo que en algunas intersecciones y cruces se presenta caos vehicular porque no hay policías de tránsito suficientes para regular la movilidad en estos sitios.

Foto: Alcaldía de Bogotá