Las actividades de control y seguimiento realizadas desde 2008 por la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) al recurso hídrico bogotano siguen arrojando resultados positivos. Mejor calidad de agua en los ríos urbanos, disminución de la carga de sólidos suspendidos en el sector industrial e importantes ahorros en energía y agua, así lo demuestran.


Según los monitoreos realizados por la SDA a la calidad del agua de los ríos Tunjuelo, Salitre, Fucha y Torca, 7,27 kilómetros han mejorado su condición. A través de un índice, la entidad calificó estos cuerpos de agua en cinco categorías: excelente (entre 100 y 95), buena (94 y 80), aceptable (79 y 65), marginal (64 y 45) y pobre (44 y 0).

Torca mejoró su calidad en el tramo 1 (canal El Cedro), al pasar de 64 a 82; es decir que cambió de calidad marginal a buena. El tramo 2 (Makro de la 193) se mantuvo en la categoría aceptable.

Tunjuelo mejoró en sus cuatro partes: tramo 1 (La Regadera) de 80 a 82; tramo 2 (Yomasa-Doña Juana) de 27 a 33; tramo 3 (barrios México, San Benito y Makro) de 31 a 34; y tramo 4 (Autopista Sur – Puente de la Independencia) de 23 a 41.

Dos tramos del río Fucha presentaron mejoría: el 3 (Avenida Las Américas) pasó de 45 a 46; y el 4 (Zona Franca – Alameda) de 27 a 35. El 1 (El Delirio) y el 2 (Carrera 7) se mantuvieron en calidad excelente y pobre respectivamente.

Salitre pasó la prueba en tres de sus tramos: de 50 a 88 en el tramo 1 (Parque Nacional); de 31 a 45 en el tramo 2 (carrera 7 – calle 53); y de 31 a 37 en el tramo 3 (carrera 30 – avenida 68).

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Secretario Distrital de Ambiente, otro factor es la carga contaminante de sólidos suspendidos totales por parte de los sectores industriales bogotanos. Mientras que en 2002 la carga era de 7.746 kilogramos por año, en 2010 la cifra se redujo a 1.815.

El comportamiento es similar en cuanto a la carga que llega al río Bogotá. En 2003 fue de 110.639 toneladas al año, mientras que en 2010 se registraron 75.016 toneladas.

Bogotá: ciudad de agua potable

Para medir el índice de riesgo para el consumo de agua potable en Bogotá se tienen en cuenta cuatro niveles: sin riesgo (0 y 5%); riesgo bajo (5,1 y 14%); riesgo medio (14,1 y 35%); y riesgo alto (35,1 y 70%).

Según la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), Bogotá pasa sobrando esta índice, al contar a mayo de 2011 con un porcentaje de 0.08. En 2009 el riesgo era de 1.05 por ciento, es decir que se ha mantenido en la categoría “sin riesgo”.

Empresas verdes

Las empresas que hacen parte del Programa de Excelencia Ambiental Distrital (Pread) de la SDA, que a la fecha suman 61, han alcanzado significativos ahorros en energía y agua, y reducción de la cantidad de sus vertimientos.

Desde hace 10 años, este grupo de empresas verdes han implementado acciones voluntarias que han mejorado la calidad del ambiente y hasta su propio bolsillo.

A través de los años, han logrado reducir gran cantidad de vertimientos. En el 2000 empezaron con 18.610 metros cúbicos de descargas, cifra que en 2009 alcanzó los 680.028.

En ahorro de agua las cifras son mucho más alentadoras. Pasaron de 60 mil metros cúbicos de agua ahorrados en el 2000, a 1.431.250 en 2009.