Se completan 45 días con sus noches de paro judicial y la ciudadanía no se pronuncia, pareciera que este Derecho, que no un servicio, a nadie le importa. ¿Porque? Examinemos como, si los estudiantes de la MANE alzan su voz, se siente el clamor ciudadano en uno u otro sentido, igual ocurre con los trabajadores de la Salud, pero extrañamente tenemos a esta Rama seca del poder público (como algunos señalan), en franco alboroto, por muchas y muy variadas razones, que fundamentan sus reclamos y nada pasa.


Los Jueces y Funcionarios de la Rama, los miembros del INPEC inconformes, los miembros de la Fiscalía Ídem, y la gran masa ciudadana no se pronuncia, es absolutamente diciente el desdén ciudadano.

Lo que está ocurriendo con este pilar del Estado Social de Derecho es grave, quizá ahora que se anuncia por parte de estos servidores que no van a tramitar las tutelas, algo ocurra, lo que dará pie para afirmar que es esa manifestación de justicia al parecer la única que algún resultado tangible esta produciendo, porque por lo demás, la pronta y eficaz justicia no se ve, y quizás por eso la ciudadanía no siente que esté perdiendo nada.

Estas líneas simplemente llaman a la reflexión sobre un tema que es trascendental en cualquier sociedad, pero que en Colombia como “funciona” no genera por ahora al parecer ningún interés y eso es muy lamentable.