La revisión de los sorteos de jurados de votación, anunciada el pasado viernes por la Registraduría Nacional del Estado Civil, empezó a arrojar los primeros resultados: En un trabajo técnico realizado de manera conjunta con la Procuraduría General de la Nación se pudieron evidenciar al menos 5 casos que permiten deducir que en Soledad, Atlántico, posiblemente hubo manipulación de las bases de datos de ciudadanos a partir de las cuales se realizan los sorteos de los jurados de votación que actuarán el próximo 30 de octubre.


La Registraduría Nacional del Estado Civil continúa las investigaciones en Soledad y otros municipios de Magdalena, Casanare, Cesar, Meta y Córdoba. De los resultados de las averiguaciones se dará traslado a las autoridades competentes para las investigaciones penales y disciplinarias a que haya lugar, y así mismo se reemplazarán todos los jurados que fueron seleccionados a partir de estas bases de datos.

Como resultado de estas visitas técnicas realizadas en el Municipio de Soledad, Atlántico, se concluyó que las plantillas reportadas por algunas empresas, no coinciden con las que reposan en los archivos de la Registraduría; algunas plantillas reportadas por las empresas tienen una información totalmente diferente a las que reposan en la entidad y que figuran a nombre de estas mismas; algunas plantillas tienen un número de empleados diferente al que fue cargado a la base de datos de jurados por la Registraduría, y finalmente, que algunas empresas reportaron jurados de votación a la Registraduría de Soledad, pero no se encontró en la Entidad oficio en el que se le haya solicitado tal información.

Las manipulaciones a las bases de datos de los ciudadanos elegibles como jurados de votación, con las que se alimenta el software para hacer el sorteo de ciudadanos, podrían buscar que la selección de jurados no respete el principio de heterogeneidad de los mismos y al contrario haya homogeneidad en la filiación política de los 6 miembros seleccionados para custodiar una mesa. En la medida en que los jurados de una mesa se unan con propósitos de realizar un fraude electoral, éste resulta de muy difícil detección ya que son precisamente los jurados quienes en representación de la sociedad civil tienen la responsabilidad de custodiar las mesas de votación durante toda la jornada y atienden a los sufragantes.

Es por ello que la Registraduría Nacional del Estado Civil solicitó el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación para realizar estas visitas de vigilancia preventiva que permiten detectar a tiempo las fallas y corregir todas las irregularidades antes de la fecha de los comicios.

Ver mas en http://www.registraduria.gov.co/Registraduria-Nacional-del-Estado,3336.html