La Secretaría de Movilidad de Bogotá sacó un inventario de los semáforos dañados desde el 28 de abril y dijo que son 150 las intersecciones semafóricas vandalizadas y varias cámaras de vigilancia destruidas.

Precisamente, Bogotá venía implementando una nueva red semafórica y tenía previsto terminar en el primer semestre de este año, pero llegó el paro nacional y se destruyó gran parte de lo que se había instalado.

 De acuerdo a una evaluación que hizo la misma Secretaría de Movilidad, reparar los daños cuesta más de 6.900 millones de pesos.   

El subsecretario de gestión de movilidad, Leonardo Vásquez, llamó la atención para que los manifestantes marchen de manera pacífica y no permitan que se infiltren vándalos que están dedicados a destruir los bienes públicos de la ciudad.  “El llamado es a que cuiden los bienes porque esto nos cuesta a todos, es con nuestros impuestos que al final se pagan los daños”, sostuvo.

Lo delicado, según el funcionario, es que «acabamos de terminar toda la implementación del sistema de semáforos y muchos de ellos ya ha sido vandalizados hasta tres o cuatro veces. Cerca del Portal Américas hemos tenido estos instrumentos vandalizados hasta ocho veces, pero igual los ponemos al otro día en funcionamiento con lo mínimo, pero necesitamos ya recuperar todos los instrumentos y le hacemos un llamado a toda la ciudadanía a cuidar estos elementos”.

La implementación de la nueva red semafórica se inició en el año 2018 y estaba previsto culminarla a mitad del presente año.  

Apoyo: Sistema Integrado de Información -Foto: eltiempo.com